¿Cómo ser bendecidos con nuestras ofrendas a Dios?

El mayor problema del género humano: el amor al dinero.

Base Bíblica: Mateo 25: 14-30

INTRODUCCIÓN:

En una sociedad materialista como la nuestra, el dinero se convierte para muchas personas no solo en un aliciente sino, además, en el único objetivo de su vida, de sus esfuerzos, de todo cuanto hacen.

Cuando vamos a las Escrituras, encontramos que tener bienes materiales no es algo malo. De hecho, Dios bendice nuestra economía. Lo que sí es malo es el amor al dinero, que nos priva del horizonte hacia el cual debemos movernos, es decir, buscar primero el Reino.

¿Qué hacer? Compartimos tres aspectos sumamente valiosos, fundamentados en las Escrituras:

I.-SUJETE SUS FINANZAS A LA VOLUNTAD DE DIOS

1.- Cuando manejamos las finanzas al margen de la voluntad de Dios, nuestra vida está desajustada.

2.- Dios tiene un plan específico para nuestras finanzas.

a.- Pregúntele: ¿Cuál es tu voluntad para el manejo de mis finanzas? (Romanos 12:2)

b.- Aprenda a pensar como Dios en cuanto al manejo de las finanzas (Romanos 12:1)

2.- El propósito eterno de Dios es que seamos prosperados en todas las áreas (3 Juan 2)

a.- En el área física

b.- En el área mental (alta)

c.- En el área financiera.

II.- RENDIRLE A DIOS NUESTRA ECONOMÍA DEMUESTRA CONFIANZA EN ÉL

1.- Debemos tener claridad respecto a quién servimos (Mateo 6:24)

a.- Mammón es el dios dinero.

b.- Estar sujetos a mammón es de carácter espiritual.

c.- Cuando mammón esclaviza a alguien, sólo trabaja por el dinero.

2.- Nuestra elección debe ser la búsqueda del Reino de Dios (Mateo 6:38)

a.- Cuando lo hacemos, Dios se encarga de todas nuestras necesidades.

b.- Cuando lo hacemos, renunciamos a la idolatría al dinero (Colosenses 3:5; Deuteronomio 5:7)

3.- El amor a las riquezas es el que lleva a la destrucción (1 Timoteo 6:9-11)

4.- Demostramos confianza en Dios cuando le sometemos todo cuanto hacemos, incluso nuestras finanzas y bienes materiales (Proverbios 3:9, 10)

III.-  OFRENDE A DIOS CON UNA ACTITUD ESPECIAL

1.- En las fiestas judías, una forma de rendir tributo a Dios (Éxodo 23:14, 15; Salmos 96: 8, 9)

2.- Otra forma de tributarle a Dios es rendirle:

a.- Nuestra fuerza

b.- Nuestro tiempo.

c.- Nuestros talentos.

3.- Dios conoce con qué actitud ofrendamos (Marcos 12:41-44)

CONCLUSIÓN:

Dios nos ama y desea nuestra prosperidad. Pero el objetivo principal, más que la prosperidad, debe ser el amor a Dios y a Su Reino.

Las Escrituras nos enseñan qué debemos hacer. Son pasos eficaces, probados milenariamente por Su Palabra.

Si seguimos esos principios, no nos debe caber la más mínima duda de que seremos prosperados.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=10112


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

Si nos atrevemos a creer, Dios obrará Una de los principios más comunes en nuestro tiempo se fundamenta en ver para creer como fundamento para el desarrollo de su fe. Tales personas en muchas [...]
Siento que Dios no responde a mis oraciones “Desde hace varios años he clamado a Dios por mis dos hijos, los dos adolescentes. Han sido rebeldes, situación que se complica si tenemos en cuenta que [...]
¿Cómo generar cambios al interior de la familia? 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes asuman algunas pautas que deben tener en cuenta los esposos para desarrollar un buen [...]
No ruegue que le den amor, valórese Me separé hace dos meses; o mejor, mi marido se fue de casa. Tiene mil argumentos para no seguir con esta relación. Por momentos pienso que tuve la culpa. No [...]
padres, hijos,
Trabaje en fundamentar sus hijos en sanos principios Cuando los noticiarios y los periódicos de Pennsyilvania informaron sobre la muerte colectiva protagonizada por Alex Hribal, un chico de 16 años, en una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar