¿Cómo se elaboran las divisiones de un sermón textual?

(Lección 4)

Hoy aprenderemos cómo se realizan las divisiones de un Sermón Textual

Como recordarán, tras escoger nuestro texto que será la base del Sermón, que fue Juan 3:16 “Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” , acordamos que lo primero que debemos hacer, es dividirlo DIOS PERMITA en tres partes que tengan sentido.

La primera parte sería “Porque de tal manera amo Dios al mundo

La segunda: “...que ha dado a su hijo unigénito..”

Y la tercera: “...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna

Cada uno de estos segmentos constituirá un punto a tocar en el mensaje. De esta manera, tomando como referencia “Porque de tal manera amo Dios al mundo”, podemos crear una primera gran división:

DIOS AMA AL MUNDO

La referencia será: “Porque de tal manera amo Dios al mundo

Ahora hay que anexarle puntos que sustenten este primer gran aspecto. Y podrían ser:

Dios ama al mundo porque El lo creó.

Dios ama al mundo porque para el hombre Él lo creó

Dios ama al mundo desde los comienzos de la creación.

Ahora unamos el primer gran postulado, que llamamos división mayor, con estos tres argumentos que dan soporte. Quedaría así:

I. DIOS AMA AL MUNDO

Porque de tal manera amo Dios al mundo

a. Dios ama al mundo porque El lo creó.

b. Dios ama al mundo porque el hombre él lo hizo.

c. Dios ama al mundo desde los comienzos de la creación.

¿Se dan cuenta qué hicimos? Propusimos el primer gran punto del mensaje y lo estamos acompañando de la sustentación para ese primer punto. Vamos ahora con el siguiente. Podría ser:

DIOS MANIFESTO SU AMOR MEDIANTE SU HIJO

La referencia bíblica sería: “...que ha dado a su hijo unigénito...”

Ahora nos corresponde dar soporte a este planteamiento. Lo podríamos hacer así:

Jesús es la muestra suprema del amor de Dios al mundo

Jesús era el Hijo único, por tanto un gran sacrificio

Jesús, el Hijo de Dios, se dio por la humanidad

Si cuadramos este segundo gran punto con los tres argumentos de soporte, nos quedaría así:

II. DIOS MANIFESTO SU AMOR MEDIANTE SU HIJO

“...que ha dado a su hijo unigénito...”

a. Jesús es la muestra suprema del amor de Dios al mundo

b. Jesús era el Hijo único, por tanto un gran sacrificio

c. Jesús, el Hijo de Dios, se dio por la humanidad

Llegamos al último aspecto. Lo podríamos describir así:

JESUCRISTO, PUERTA A LA VIDA ETERNA

La referencia escritural será: “...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna

Ahora le anexamos los argumentos, o puntos de soporte a esta división mayor:

Es necesario creer en Jesús, el Hijo de Dios.

Quien cree, no morirá para siempre

Quien cree tendrá la vida eterna

Ahora acomodemos este tercer elemento de nuestro sermón. Quedaría así:

III. JESUCRISTO, PUERTA A LA VIDA ETERNA

“...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna

a. Es necesario creer en Jesús, el Hijo de Dios.

b. Quien cree, no morirá para siempre

c. Quien cree tendrá la vida eterna

Ahora sólo nos resta armar el Sermón en su totalidad:

Base Escritural: Juan 3:16

I. DIOS AMA AL MUNDO

Porque de tal manera amo Dios al mundo

a. Dios ama al mundo porque El lo creó.

b. Dios ama al mundo porque el hombre él lo hizo.

c. Dios ama al mundo desde los comienzos de la creación.

II. DIOS MANIFESTO SU AMOR MEDIANTE SU HIJO

“...que ha dado a su hijo unigénito…”

a. Jesús es la muestra suprema del amor de Dios al mundo

b. Jesús era el Hijo único, por tanto un gran sacrificio

c. Jesús, el Hijo de Dios, se dio por la humanidad

III. JESUCRISTO, PUERTA A LA VIDA ETERNA

“...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”

a. Es necesario creer en Jesús, el Hijo de Dios.

b. Quien cree, no morirá para siempre

c. Quien cree tendrá la vida eterna

¿Se da cuenta? Es muy sencillo. Pero no puede partir de la base de la improvisación. Recuerde que el pasaje se debe estudiar con detenimiento, y en todo momento la oración debe constituir una base fundamental.

Por supuesto, se preguntará: ¿Y el título? Pues no sólo es el título lo que falta. También es necesario introducir el mensaje y plantear la conclusión. Pero son aspectos que iremos tratando poco a poco.

Por ahora tiene una tarea: buscar en su Biblia un texto al que le puedan aplicar estos pasos, e ir armando un sermón para la próxima clase. Recuerde que la práctica hace al maestro.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=583


Publicado en: Escuela Bíblica Ministerial | Sermones

Etiquetas:









Los artículos más leídos

Milagros
Siete leyes espirituales que desencadenan el poder de Dios Usted quizá anhela experimentar el poder de Dios. Desea que ocurran milagros. Tal vez las circunstancias le resultan adversas y desea que se produzca una [...]
casa roca
Una vida cristiana edificada sobre la roca La vida cristiana es una experiencia maravillosa que se edifica cada día. Es un aspecto en el que coincidimos todos. No obstante, esa construcción implica [...]
Manifestaciones del Espíritu Santo en nuestras vidas No basta con hablar o leer sobre el Espíritu Santo. Es necesario tener una experiencia personal con Él. Es Dios moviéndose con poder en nuestro ser. Sólo [...]
Las madres, una bendición de Dios para la familia (Día de las Madres) En una ocasión tan especial como la Celebración del Día de la Madre, elevamos una oración a Dios por la enorme bendición de tener a nuestro lado esposas y [...]
lápiz
Corrija errores y emprenda una nueva vida “Lo verán los oprimidos, y se gozarán. Buscad a Dios, y vivirá vuestro corazón. Porque Jehová oye a los menesterosos, y no menosprecia a sus [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar