¿Cómo recibir ricas y abundantes bendiciones de Dios?

Dios tiene para nuestras vidas abundantes bendiciones

Base Escritural: Mateo 6:33, 34

Introducción:

Como un padre amoroso, Dios desea bendecirnos rica y abundantemente. Es su propósito eterno para usted y para mí. Jamás olvide que de Él provienen la riqueza y la gloria. Él es quien puede engrandecer a quien quiere. Si Él nos bendice, todo cuanto hacemos resulta grandemente prosperado. Lo hace porque quiere siempre lo mejor para nosotros.

I. Dios desea bendecirnos rica y abundantemente

1. Dios es la fuente de nuestras bendiciones, prosperidad y riquezas (1 Crónicas 29:12)

a. De Dios provienen la riqueza y la gloria

b. Dios tiene el poder de engrandecer a quien quiere

2. La prosperidad material está ligada a las bendiciones de Dios (Proverbios 10:22)

a. Si Dios nos bendice, somos prosperados abundantemente

b. Si Dios nos bendice es porque quiere lo mejor para nosotros

II. Las bendiciones de Dios son una de las tantas consecuencias de nuestra fidelidad a Él

1. Dios bendice a quienes son caminan en fidelidad a Él (Proverbios 22:4; Eclesiastés 5:19)

a. Dios tiene preparadas abundantes bendiciones, riqueza, honra y bienes para quienes le son fieles

b. Las bendiciones materiales y espirituales de Dios son para disfrutarlas

2. Si Dios nos prospera, nuestra confianza debe seguir siendo Él y no los bienes materiales (Salmos 62:10; Proverbios 11:28)

a. Dios nos llama a reconocer que las riquezas materiales son efímeras

b. Nuestra confianza debe estar afincada en Dios y no en la prosperidad que Él nos asegura

III. Quien busca el Reino de Dios, recibe bendiciones del Dios del Reino

1. El Reino de Dios debe ser nuestra prioridad (Mateo 6:33)

2. Debemos honrar el Reino de Dios con nuestros bienes (Proverbios 3:9, 10)

3. Debemos desarrollar el principio del contentamiento (Proverbios 30:8, 9)

Conclusión:

Si caminamos fieles, de la mano de Dios, es apenas natural que recibamos bendiciones, ricas y abundantes. Son bendiciones materiales y espirituales, aquellas que hemos anhelado por mucho tiempo. Si deseamos movernos en esa dimensión, es necesario que caminemos conforme a los planes y propósitos que el Señor tiene para nosotros. Ser fieles a Dios es el secreto de las bendiciones.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6318


Publicado en: Sermones

Etiquetas: |









Los artículos más leídos

Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar