¿Cómo hacer para que me rindan las 24 horas del día?

Permita que Dios reorganice su agenda diaria

1.- Lectura Bíblica : Proverbios 3:5-7; Salmos 37:3-5.

2.- Versículo para memorizar :

"Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.” (Salmos 37:4. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios :

¿Por qué motivo si el día tiene 24 horas, hay personas a las que pareciera que el tiempo les alcanza y a usted no? Piénselo detenidamente: ¿Alguna vez se formuló ésta pregunta? Sin duda que sí. Es un cuestionamiento común a millares de personas.

El día comienza con el ring del despertador; prosigue con el afán de bañarse, alistarse e ir al trabajo; se desarrolla con infinidad de tareas por desarrollar, y concluye al regresar a casa, cansados para dormir y, reiniciar horas después, el mismo ciclo que parece interminable.

Lo grave del asunto es que en esa afanosa búsqueda de una fórmula para que le alcancen los minutos y las horas, deja de ser atento con su cónyuge, descuida a sus hijos y de paso, no atiende los compromisos que tiene bajo su responsabilidad.

Todo tiene que ver, no solo con el mal uso del tiempo sino también, con la aplicación de nuestros principios, valores y prioridades. Lea de nuevo este postulado. Revise sus valores y evalúen cuáles son realmente sus prioridades.

Si deseamos que el tiempo nos alcance y podamos cumplir muchos sueños y proyectos, debemos reorientar nuestra vida. Sobre esa base, tengo tres sugerencias para usted; simplemente pregúntese:

  • ¿Mis planes están alineados con los de Dios (Salmos 37:5)?
  • ¿Me sujeto realmente a la voluntad de Dios?
  • ¿Estoy dispuesto a cambiar la ruta de mis planes y proyectos, para que estén en consonancia con la voluntad de Dios?

En la Biblia leemos una enseñanza maravillosa, que le invito a atesorar en su corazón:

“Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. No te dejes impresionar por tu propia sabiduría. En cambio, teme al Señor y aléjate del mal.” (Proverbios 5-7. NTV)

Todos podemos elegir el camino que tomaremos. Si queremos la victoria a nivel personal, familiar y social, es necesario alinear nuestros planes a los de Dios. Rendirnos a Su voluntad. Pero hay otra ruta a seguir, y es hacer las cosas a nuestra manera. Nos enfrentaremos al fracaso, sin duda.

Hay un autor cristiano, Kerry Shook, cuya reflexión leí alguna vez y comparto con usted:

“Si nuestro tiempo se viera limitado de pronto y se convirtiera en un período corto en nuestro tránsito terrenal, por fin nos esforzaríamos en alinear nuestras acciones con nuestras creencias. Podemos empezar por reorganizar nuestras prioridades con nuestro desempeño ahora mismo.” (Kerry y Cris Shook. “Un mes de vida – 30 días para que tu vida tenga sentido”. Editorial Grijaldo. 2009. EE.UU. Pg. 247)

No hay coincidencias con Dios. Quizá hoy leyó esta reflexión y reconocer que debe reorganizar su vida personal, para relacionarse con el Señor y con su familia. Hágalo. Reprograme su agenda. Aproveche el tiempo. Y puedo asegurarle que, de paso, el tiempo le alcanzará para todo lo que quiere hacer.

Tres actitudes que debe asumir y de las cuales le invito a apropiarse desde hoy, si desea que le alcancen las 24 horas del día:

  • Depositar toda su confianza en Dios
  • Reconozca a Dios en todos sus caminos, es decir, en todo cuanto hace
  • Disfrute la experiencia del viaje, tomado de la mano de Dios cada día (Salmos 37.4)

Puedo asegurarle que su existencia tomará un rumbo diferente. Usted se lo merece. Reorganice sus prioridades en todas las áreas de su cotidianidad, incluyendo su relación con Dios y con la familia. Se sorprenderá de los resultados.

Si no ha recibido a Jesucristo, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá de ese paso, y por el contrario, comenzará una maravillosa experiencia de cambio y crecimiento en lo personal, espiritual y familiar. Ábrale hoy las puertas de su corazón a Jesús, el Hijo de Dios.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Hace un buen manejo del tiempo?

b.- ¿Qué ha descuidado por invertir mal el tiempo?

c.- ¿Podría recordar alguna dificultad que tuvo por descuidar sus responsabilidades?

d.- ¿Se ocupa de su familia a pesar de las ocupaciones diarias?

e.- ¿Cuál es su compromiso frente a la utilización del tiempo, desde hoy?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8817


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

Alabando a Dios en medio de las circunstancias adversas Un hecho que reafirman las Escrituras es que Dios tiene abundantes bendiciones para nuestra vida. Son bendiciones materiales y espirituales que Él desea, [...]
familia, padres, hijos
Siete consejos para apoyar a sus hijos en las crisis “Hace algún tiempo perdimos al hijo mayor, en un accidente de tránsito. Él era muy apegado a nuestro hijo menor, de apenas 10 años. La pérdida ha sido [...]
¿Anida todavía sentimientos de rencor en su corazón? “Por años he considerado que soy una mujer buena, pero justamente por mi condición, enfrento problemas. Hay quienes han abusado de mi buena fe. Con decirle [...]
Esposos: A recuperar el liderazgo 2.1. Que al término de la reunión del Grupo Familiar los concurrentes tengan comprendan el papel protagónico del esposo en el hogar, como líder espiritual [...]
Seis principios para oraciones eficaces “De la misma manera, ustedes maridos, tienen que honrar a sus esposas. Cada uno viva con su esposa y trátela con entendimiento. Ella podrá ser más débil, [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar