¿Cómo evangelizar a través de la Internet?

(Lección 7 – Nivel 1)

La Internet es un medio eficaz para evangelizar

Israel García reside no muy lejos de Trujillo, en el Perú, y aun cuando fue a un café Internet en procura de resolver una tarea para la Universidad, terminó accediendo a un artículo que escribí sobre vida cristiana, recibió a Jesús y me escribió una semana después a contarme de su experiencia con Cristo.

Lina Valois vive en la sierra boliviana y, aunque formalmente no cursó estudios teológicos en una institución, dirige tres grupos de oración en aldeas cercanas a su casa. Descarga el material que diariamente publicamos en la Página Web y algunos blogs, y comparte estas enseñanzas.

Ellos son tan solo dos ejemplos del alcance que tiene la Internet y, en particular, de cómo a través de medios sencillos, podemos alcanzar muchísimas personas en el mundo— a las que quizá jamás conoceremos sino en la eternidad— sin que la inversión económica sea muy significativa, pero sí, la transformación que se produce en las almas. Internet para evangelizar, en otras palabras.

Es entonces cuando vienen a mi memoria dos pasajes que usted— sin duda— conoce de memoria: El primero, la Gran Comisión encomendada por Jesús:“Entonces les dijo: «Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos.” (Marcos 16:15. Nueva Traducción Viviente), y el segundo, tomado del libro de los Salmos: “Los vientos son tus mensajeros, las llamas de fuego, tus sirvientes.” (Salmos 104:4. Nueva Traducción Viviente).

A bajo precio pero de manera eficaz

¿Cómo evangelizar? Es una de las preguntas más frecuentes. Y las respuestas son múltiples, van desde el testimonio personal, pasando por la entrega de un tratado, hasta el envío de mensajes cristianos por Facebook. El abanico de posibilidades es enorme.

Un estudio del Strategic Research Center de EAE Business School publicado con el titulo “El Comercio Electrónico en España” analizó el grado de influencia de los medios electrónicos y de qué manera, ha tenido un fuerte impacto en un renglón que antes era casi inimaginable, el mercadeo.

Algunos venden zapatos, relojes, celulares o libros por internet; los cristianos ofrecemos un mensaje que transforma vidas, que no se acaba con el correr del tiempo, y que tiene una garantía que nadie más puede ofrecer: la garantía es eterna, ya que todos los creyentes en Jesús están llamados a estar por siempre con Él.

Quienes más consultan Facebook, de acuerdo con los estudios, son adolescentes hasta una población de 25 años, mientras que los seguidores de Twitter, están en un rango de 28 a 25 años, aproximadamente. Si nos referimos a los Blogs, el panorama es más amplio, y quienes los consultan frecuentemente están entre los 18 y 50 años.

Llegar a millares de personas

Por experiencia propia he descubierto que un mensaje escrito o un aviso pueden llegar a millares de personas en cuestión de horas.

Bien sea en un espacio virtual o a través de las Redes Sociales, el alcance es enorme. Incluso, he visto muchos de mis artículos traducidos a múltiples idiomas. ¿Cuánto costó eso? Ni un solo peso, pero el material lo han publicado no solo en Internet sino en periódicos, revistas y publicaciones cristianas de diverso orden. Sí se puede, y usted puede hacerlo.

¿Qué recomiendo? Planear temas, exponerlos de manera breve. Todo el escrito debe ser orientado a un objetivo, el cual generalmente se traza al comienzo, es decir, antes de comenzar la redacción del texto. Lo ideal es que los párrafos sean cortos y que— si hay ideas confusas— nos tomemos el trabajo de rehacer el material. De entenderlo desde un niño hasta una persona muy adulta, utilizando lenguaje sencillo.

¿Cómo promocionamos los escritos? Ahí es donde las Redes Sociales toman sentido. Una vez usted tenga material nuevo en su Sitio de Internet –puede ser un Blog —, promociónelo. Busque títulos atrayentes. Puedo asegurarle que las Redes le ayudarán a aumentar su audiencia de una manera sorprendente.

Recuerde la Internet no sólo es un instrumento para que se difunda lo malo; los cristianos debemos colonizarlo con un mensaje Cristo-céntrico, de tal manera que no haya modo de que las personas estén al margen de lo que significan las Buenas Nuevas.

Y por último, una recomendación: Si las personas escriben a su correo electrónico, no deje de responderles a su correo. Eso le acercará mucho más a sus lectores.

En el conjunto de nuestros espacios de Internet tenemos un promedio de tres mil visitas diarias, pero es algo que usted también podrá lograr si es constante, creativo y consagrado, pero es más: creo que su audiencia puede ser mayor. Fe y acción, dos elementos que debemos aplicar a la Internet.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1817


Publicado en: Escuela Bíblica Ministerial

Etiquetas:









Los artículos más leídos

Decídase a perdonar “Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les [...]
guerra espiritual
Taller de Guerra Espiritual – Venciendo sobre las tinieblas Los cristianos estamos inmersos en una guerra espiritual que se libra en medio nuestro. Somos por naturaleza, la creación amada de Dios, y ese hecho nos [...]
Supere los enemigos de la relación familiar ¿Cuáles son los principales enemigos de la relación familiar? Permítanme relacionarle algunos: el trabajo, el egoísmo, las muchas ocupaciones en la [...]
El papel de las figuras literarias en el estudio de la Biblia (Lección 9) Cuando nos damos a la tarea de estudiar cuidadosamente las Escrituras para hallar una enseñanza fresca para nuestra vida y para compartir el mensaje con otras [...]
No renuncie ahora, está a las puertas de vencer “Ustedes no me escogieron a mi, sino que yo los he escogido a ustedes y les he encargado que vayan y den mucho fruto, y que ese fruto permanezca” (Juan [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar