¿Cómo elaborar sermones?

(Lección 1)

Predicar es una forma eficaz de transmitir el Evangelio de Jesucristo

Una de las formas eficaces de llegar a la comunidad de creyentes es mediante la exposición de la Palabra de Dios utilizando una herramienta muy valiosa: mediante la estructura de Sermón.

¿Cómo se prepara un Sermón? ¿Cuáles son los componentes de su estructura? ¿Cuánto tiempo debe durar un mensaje? ¿De dónde se obtienen las ideas principales? ¿Qué son las Divisiones Mayores y cuáles las Divisiones Menores?

Todo estos interrogantes serán despejados en este módulo preparado para brindar orientación a las personas interesadas en aprender a predicar.

Nuestra aspiración es despejar sus dudas respecto a cómo se preparan los elementos básicos que deben contener, qué tipo de sermones hay y, por supuesto, los pasos sencillos y prácticos para preparar los mensajes.

Si en diferentes rincones del mundo, incluso en los más apartados, quienes desean proclamar el Evangelio de Jesucristo aprenden cómo trazar sus mensajes tendremos la satisfacción de lograr nuestro objetivo. Quizá muchos no tendrán la oportunidad de acudir a un Seminario Teológico o Instituto Bíblico. Pues bien, lo que buscamos humildemente y desde nuestra perspectiva, es brindarles una orientación oportuna y eficaz... Y... ¡Comenzamos ya!

1. ¿Cuántas clases de sermones hay?

Hoy día existen muchas formas de exponer la Palabra de Dios. Todas válidas y, en su mayoría, eficaces. Pero durante esta capacitación nos enfocaremos a estudiar las bases para elaborar: Sermones Textuales, Expositivos, Temáticos y Biográficos. Son cuatro géneros que le permitirán al orador, presentar el mensaje de Dios para su pueblo.

Nuestra recomendación es que tome el tiempo suficiente para revisar cada Lección. De ser necesario, re-leerla y procurar despejar, en el mismo texto, eventuales interrogantes.

2. Es necesario definir un propósito

Desde el momento en que usted se pone enfrente de un auditorio, deberá tener claro qué espera lograr al término de la enseñanza. En tal sentido es importante que sepa que, al realizar la exposición, es necesario tener definido qué busca al ofrecer la enseñanza a la audiencia. Esencialmente son bases para el crecimiento y solidez espiritual, o también llevarlas a que tomen una decisión por Jesucristo, aceptándolo como su Señor y Salvador.

Es necesario entonces que, en primera instancia, tenga definidos los dos grandes géneros de mensajes:

a. El Sermón de Edificación

b. El Sermón Evangelístico

Las dos estructuras tienen orientaciones totalmente diferentes. Por tal motivo es necesario que hagamos, no solo la diferencia, sino que tengamos definido en qué consiste cada uno.

3. El Sermón de Edificación

Es el mensaje dirigido a toda la congregación sobre el presupuesto de que ya todos aceptaron a Jesucristo como su único y suficiente Salvador. Estas personas generalmente asisten a la congregación y lo que requieren son orientaciones sencillas y prácticas sobre cómo vivir y crecer en la vida cristiana.

Se trata de mensajes que tocan una temática variada, pero enfocada en su totalidad a lograr bases sólidas para el creyente, afirmándolo en la sana doctrina.

4. El Sermón Evangelístico

Es mucho más sencillo que el de edificación. En la mayoría de los casos se fundamentan en un solo texto y no saltan de un pasaje a otro.

De entrada está orientado a crear entre los asistentes, conciencia sobre la necesidad de aceptar a Jesucristo como su único y suficiente Salvador. El sermón, en estos casos, termina con una invitación a hacer decisión de fe por Jesús.

Cuestionario para la Lección 1

1. Si miramos la orientación de los sermones encontramos que los hay de tipo:

a. Doctrinal

b. Edificación y evangelístico

c. Bíblico

d. Ninguno de los anteriores

2. El mensaje de edificación:

a. Está dirigido a quienes no conocen a Cristo.

b. Está dirigido a afianzar a quienes ya conocen a Cristo.

d. Está dirigido a quienes no saben siquiera qué es la Biblia.

e. Ninguna de las anteriores.

3. ¿Cuál es el propósito al predicar un mensaje?

a. Dejar una sólida enseñanza bíblica entre los oyentes.

b. Ofrecer una conferencia que hable de todo un poquito.

c. Contribuir a la extensión del reino de Dios.

d. Proveer a los oyentes pautas y principios de vida cristiana práctica.

e. Los puntos A, C y D son correctos.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=577


Publicado en: Escuela Bíblica Ministerial | Sermones

Etiquetas:









Los artículos más leídos

Milagros
Siete leyes espirituales que desencadenan el poder de Dios Usted quizá anhela experimentar el poder de Dios. Desea que ocurran milagros. Tal vez las circunstancias le resultan adversas y desea que se produzca una [...]
casa roca
Una vida cristiana edificada sobre la roca La vida cristiana es una experiencia maravillosa que se edifica cada día. Es un aspecto en el que coincidimos todos. No obstante, esa construcción implica [...]
Manifestaciones del Espíritu Santo en nuestras vidas No basta con hablar o leer sobre el Espíritu Santo. Es necesario tener una experiencia personal con Él. Es Dios moviéndose con poder en nuestro ser. Sólo [...]
Las madres, una bendición de Dios para la familia (Día de las Madres) En una ocasión tan especial como la Celebración del Día de la Madre, elevamos una oración a Dios por la enorme bendición de tener a nuestro lado esposas y [...]
lápiz
Corrija errores y emprenda una nueva vida “Lo verán los oprimidos, y se gozarán. Buscad a Dios, y vivirá vuestro corazón. Porque Jehová oye a los menesterosos, y no menosprecia a sus [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar