Características de quienes sirven a Dios con valentía

Dios utiliza la vida de aquellos que se disponen a servirle

BASE ESCRITURAL: 2 Samuel 23:8-23

Introducción:

Una sociedad como la nuestra, donde los valores y principios parecieran no estar presentes en lo que hacen las personas, demanda hombres y mujeres valientes. ¿Qué características rodean a los valientes? Están comprometidos con lo que hacen, se fijan metas, no se conforman con ser parte de la multitud, y por encima de todo, tienen su mirada fija en el Señor Jesús. Eso les asegura la victoria siempre, en todo lo que emprenden.

I.- LOS VALIENTES NO SALEN HUYENDO CUANDO LLEGAN LAS CRISIS (v.8).

1.- El valiente persevera con la mirada fija en una meta

2.- El valiente no se conforma con ser uno más de la multitud (V.8).

3.- El valiente está comprometido 100% con la causa.

II.- LOS VALIENTES NO SE DESANIMAN PORQUE LOS DEJAN SOLOS (vv.9,10).

1.- El valiente está preparado para todo, incluso para quedar solo (v. 9 b).

“... y se habían alejado los hombres de Israel”

2.- El valiente no mira la cantidad ni dimensión de los problemas, sino lo que lograrán (vv.9 a, 10).

3.- El valiente no depende de sus fuerzas sino de Dios (v. 10).

“Aquél día Jehová dio una gran victoria...”

III.- LOS VALIENTES PERMANECEN FIRMES A PESAR DE LAS CIRCUNSTANCIAS (vv. 11-17).

1.- El valiente no cambia sus metas pese a la adversidad (vv. 11, 12).

2.- El valiente tiene claro que el Señor es quien da la victoria (v.12).

3.- El valiente no se detiene ante los obstáculos (vv. 14-17).

IV.- LOS VALIENTES DESARROLAN SUS CAPACIDADES A PARTIR DE LAS CRISIS (vv.18-13).

1.- El valiente va hasta el final (vv.18,19).

2.- El valiente no se da por vencido fácilmente (vv.20-23).

Conclusión:

Dios requiere en su ejército, de hombres y mujeres dispuestos a trazarse metas y luchar, por encima de la adversidad, hasta lograrlas. Sin que importen las crisis, sin que medien nuestras fuerzas, que dependan en todo momento de Su Creador. Hombres y mujeres que no salgan huyendo cuando se presentan los primeros contratiempos. Hombres y mujeres que tengan claro que lo mejor, está por llegar. Y que nada que valga realmente la pena, será fácil. Y ante todo, que no es en nuestras fuerzas sino en las de Dios que ganamos la victoria, porque a ganar fuimos llamados.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6237


Publicado en: Sermones

Etiquetas: |









Los artículos más leídos

Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
Un buen testimonio de vida impacta a quienes le rodean Invariablemente terminaba sus jornadas en los talleres de pintura, formulando una recomendación a sus alumnos o exaltando la calidad de los trazos, la [...]
familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
El reino de las tinieblas, un mundo bien organizado (Lección 6 – Nivel 1) La noticia la publicó un periódico de amplia circulación nacional. A Ramiro lo encarcelaron por un “equívoco”. Pasar por alto un pequeño detalle, lo [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar