Aproveche desde hoy cada instante de la vida

Con ayuda de Dios estamos llamados a vivir plenamente cada día

1.- Lectura Bíblica : Juan 10:10; Apocalipsis 3:15

2.- Versículo para memorizar :

“Estoy enterado de todo lo que haces y sé que no me obedeces del todo, sino solo un poco. ¡Sería mejor que me obedecieras completamente, o que de plano no me obedecieras!” (Apocalipsis 3: 15. Traducción en Lenguaje Actual).

3.- Reflexión en la Palabra de Dios :

Miró el reloj. Apenas las cinco de la mañana. Aún no empezaba a clarear. Era comienzo del año y el sol despertaba tarde entre las montañas, somnoliento y perezoso. “Otro día más….”, se quejó Carlos y dio media vuelta en la cama, procurando infructuosamente canciliar el sueño. Fracasó en su intento, y se dio por vencido.

Esta semana parece interminable”, murmuró frente al espejo, en el cuarto de baño mientras se pasaba la mano por el rostro, calculando el crecimiento de la barba. Concluyó que lo mejor sería afeitarse.

Había arrancado varias hojas de calendario. La vida se le convirtió en un corcho girando en la periferia de un remolino en aguas tormentosas. Creía que no tenía sentido vivir. Todo le resultaba igual de monótono.

No encontraba diferencia entre un domingo alegre y carnavalesco, y un lunes lluvioso cuando debía ir al trabajo. Días largos, ensombrecidos, color plomo-

— ¿Regresas temprano del trabajo? — , le preguntó su madre cuando el joven se disponía a salir.

No sé, mamá. Tal vez tome un helado con Marcela; pero no creo que demoremos porque debo madrugar. Mañana tenemos comité técnico en la empresa, y como está el gerente, debemos llegar puntuales…--. Se ajustó el chaleco, se colocó el casco y las gafas, y salió sin mayor ceremonia, apurado por el tiempo.

A diferencia de otras ocasiones, la motocicleta encendió sin mayor esfuerzo. El muchacho se dirigió rápidamente hacia el viaducto. Quería llegar pronto a la factoría…

Sus planes se vieron truncados cuando un camión que pretendía adelantar a otro vehículo, le cerró el paso. El impacto seco contra el parabrisas fue lo último que pudo recordar en medio de una gritería y los comentarios afanados de “Está muy grave; no hay tiempo que perder”, en los momentos desesperados cuando lo ingresaban velozmente al quirófano.

Murió muy joven, con tantos sueños… — dijo su madre el día del funeral —. Apenas tenía veintiséis años y un futuro prometedor. No le alcanzó el tiempo para cumplir todos sus deseos —.

Cada domingo al caer la tarde, la mujer visita la tumba en el cementerio para cambiar las flores. Lo extraña muchísimo y le duele profundamente no haberle tenido más tiempo consigo…

Reflexione. Jamás tomamos tiempo para pensar que éste podría ser nuestro último día de vida. Es más, cuando alguien nos habla al respecto, solemos reclamarle que no pretenda compartirnos comentarios orientados a llenar de terror la conversación. Siempre pensamos que habrá un mañana, y olvidamos que si hay algo incierto es el futuro.

Hay un libro maravilloso en la Biblia que muchos han mitificado pero que encierra profundas verdades y principios que nos ayudan en el proceso de crecimiento personal y espiritual. Se trata del Apocalipsis. Hoy le invito para que estudiemos juntos algunos unas breves líneas del capítulo 3.

Sólo Dios sabe cómo está nuestro corazón. Aunque podamos engañar a los demás con un antifaz de hipocresía, el Padre celestial sabe qué hay dentro. De Él no nos podemos ocultar. Por eso, el amado Jesucristo dijo a los cristianos del primer siglo y hoy a nosotros: “Estoy enterado de todo lo que haces y sé que no me obedeces del todo, sino solo un poco. ¡Sería mejor que me obedecieras completamente, o que de plano no me obedecieras!” (Apocalipsis 3: 15. Traducción en Lenguaje Actual).

Cada minuto cuenta. El hoy puede que mañana, no sea ayer. La razón es sencilla: Sólo tenemos seguro este instante, pero no más allá. Sobre esa base, estamos llamados a experimentar una vida plena. No en nuestras fuerzas sino con el poder de Dios.

Aproveche cada instante de vida que el Señor le regala. Él nos concede la plenitud que tanto anhelamos. Y si aún no le ha recibido como el Señor y Salvador de su vida es hora de que lo haga. Ábrale las puertas de su corazón. No se arrepentirá, y por el contrario, emprenderá una vida más gratificante.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual :

a.- ¿Está disfrutando su vida plenamente?

b.- ¿Qué impide que experimente una vida plena?

c.- ¿Ha evaluado que quizá hasta hoy ha perdido el tiempo en su vida?

d.- ¿De qué manera habla a su vida el pasaje de Juan 10:10?

e.- ¿Está decidido a emprender una nueva vida, prendido de la mano del Señor Jesús?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8542


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
familia, hijos, diálogo
Cinco recomendaciones para hablar de sexo con sus hijos  Ramiro y Lucía estaban acostumbrados a escuchar las inquietudes de sus hijos. Sin embargo, jamás se imaginaron que un interrogante de Marcela, la niña de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar