¡Algo fabuloso ha ocurrido contigo!

(Lección 1 – Nivel 1)

Discipulado no es otra cosa que caminar con el Señor Jesús

¡Extraordinario! Aceptaste al Señor Jesucristo en el corazón como tu único y suficiente Salvador... ¿Sabes lo que eso significa? Por lo menos tres cosas:

1.- Dejas atrás una vida de pecado.

2.- Eres una nueva criatura en Cristo.

3.- Ahora comienzas una nueva vida como hijo de Dios.

Es probable que digas: “Vamos despacio; lo que dice es maravilloso pero quiero entender a cabalidad qué significado tiene la decisión que tomé de recibir al Señor Jesucristo, y también, ¿qué sigue ahora?”.

De acuerdo. Se trata de algo muy grandioso. Estudiémoslo juntos, paso a paso.

1.- Dejas atrás una vida de pecado

Dios creó al hombre con un propósito maravilloso: que disfrutara la vida por siempre. “Dios el Señor había plantado un jardín en Edén, al oriente, y allí puso al hombre que había formado. Tomó, pues, Dios el Señor al hombre y lo puso en el jardín del Edén, para que lo cultivara y lo guardara. Y Dios el Señor mandó al hombre: “Puedes comer de todo árbol del huerto; pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás. El día que comas de él, de cierto morirás” (Génesis 2:8, 15-17).

Obrando en contravía con los planes divinos, el hombre hizo justamente lo que el Señor le advirtió que no hiciese. Esa decisión errada que conocemos como pecado (Lea por favor Génesis 3:1-7) separó al género humano de Dios. “Porque la paga del pecado es la muerte. Pero el don gratuito de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23).

Esa era la condición en la que tú y yo estábamos cuando aceptamos al Señor Jesucristo como Salvador...

2.- Eres una nueva criatura en Cristo.

Aunque estábamos distanciados del Dios y Padre como consecuencia del pecado, el Señor Jesucristo murió en la cruz por ti y por mí. Él vertió su sangre en la cruz. Fue un sacrificio vivo para cargar con todos tus pecados. Nos hizo libres de toda atadura de pecado.

El apóstol Pablo lo explica de manera clara y sencilla: “A vosotros que estabais muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida con Cristo, y perdonó todos vuestros pecados. Canceló la nota de nuestra deuda que consistía en ordenanzas desfavorables a nosotros; la quitó y la clavó en la cruz” (Colosenses 2:13, 14).

Tu pasado fue borrado. No importa cuánta maldad hayas cometido, ahora frente a tus ojos se abren las páginas en blanco de los nuevos capítulos que debes escribir. Todo será nuevo.

¿Qué leemos en la Palabra? “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. Las cosas viejas pasaron, todo es nuevo. Y esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación” (2 Corintios 5:17, 18). ¡Tú eres una nueva creación en Cristo!

3.- Ahora comienzas una nueva vida como hijo de Dios.

Cuando tú andabas inmerso en un mundo de pecado, estabas distanciado de Dios. No tenías esperanza. Tu vida era un caos. Estando en una situación de perdición, no tenías conciencia de tu verdadera condición. ¡Ibas camino al abismo!

En la Palabra leemos: “En otro tiempo, debido a vuestras malas obras, vosotros erais extranjeros y enemigos en vuestra carne. Pero Cristo os ha reconciliado por su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos, sin mancha e irreprensibles ante él...” (Colosenses 1:21, 22).

¡Esto es maravilloso! ¿Te das cuenta? Eres una nueva criatura. El pasado quedó en el pasado. La condición de pecado fue limpiada. ¡Eras limpio, por la obra del Señor Jesucristo, ante los ojos de Dios!!Eres su hijo!

Aplicación personal:

A continuación encontrarás una serie de preguntas que enriquecerán tu vida personal y espiritual. Te sugerimos, de ser necesario, buscar de nuevo las citas bíblicas. Responde en una hoja de papel aparte. Sólo debes escribir la respuesta cuando tengas una comprensión total del tema que aborda cada interrogante.

1.- ¿Qué ha ocurrido contigo ahora que Cristo mora en tu corazón?

2.- ¿Cuál era el maravilloso plan que tuvo Dios originalmente con el hombre? (Génesis 2:8, 15-17).

3.- ¿Cuál era la situación en la que nos encontrábamos antes de aceptar al Señor Jesús como Salvador? (Romanos 6:23).

4.- ¿Qué pasó con nuestros pecados como consecuencia de la obra redentora del Señor Jesucristo? (Colosenses 2:14).

5.- ¿Qué ocurrió al aceptar al Señor Jesús como Salvador personal? (Colosenses 1:22).

Versículo para memorizar durante la semana:

“Por lo tanto, si alguno está en cristo, es nueva criatura. Las cosas viejas pasaron, todo es nuevo” (2 Corintios 5:17).

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1142


Publicado en: Escuela de Discipulado

Etiquetas:









Los artículos más leídos

familia, Biblia
Doce obligaciones de padres e hijos según la Biblia 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes asuman que los padres, de acuerdo con la Biblia, tenemos [...]
Establezca sus propios modelos de oración (Lección 8 – Nivel 3) Usted se sorprendería si conociera la infinidad de ocasiones en la que nos escriben o abordan al final de una conferencia para pedir orientación sobre un [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
¿Cómo y por qué pedir en el Nombre del Señor Jesús? (Lección 5 – Nivel 1) Necesitaba un milagro. Que Dios le sanara de cáncer. Los médicos no le daban mayores esperanzas. Y fue lo que hizo Justine. Volvió su mirada a Jesucristo. [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar