Agradezca a Dios por su provisión diaria

Debemos agradecer a Dios por la provisión diaria

1. Lectura Bíblica: Filipenses 4:6, 7

2. Meditación familiar:

María estaba inconforme con su marido. Era una rabia que iba creciendo en lo más profundo de su ser conforme pasaba el tiempo. Lo veía y veía al esposo de su vecina y murmuraba: “Son tan distintos. El vecino es complaciente con su familia, y pareciera que el dinero le alcanza. Pero a mi marido, hasta el último peso le hace falta”.

Esa actitud crítica le llevaba a desconocer los esfuerzos de su esposo por traer a casa cuanto podía. Siempre solía repetir: “Debes agradecer a Dios por su provisión”. Ella guardaba su inconformidad.

Cierto día estalló. Le dijo a su esposo cuanto venía a su mente. Incluso le habló sobre la posibilidad de separarse. “Al lado tuyo jamás progresaré”, le gritó sin medir el alcance de sus palabras.

La sensatez volvió a gobernarla cuando se sentó y, cuidadosamente, hizo inventario de cuanto Dios les proveía a través del trabajo de su esposo. ¡Era bastante! El dinero para pagar la alimentación, la renta, cancelar algunos electrodomésticos, ahorrar para las vacaciones anuales, pagar la seguridad social… Peso a peso iban sumando… Y era bastante.

¿Le ha ocurrido igual? Generalmente no valoramos cuando Dios nos suministra. En cierta manera somos desagradecidos. Pasamos por alto la provisión de nuestro amado Salvador.

El apóstol Pablo aprendió ese principio de victoria. Ser agradecidos con aquello que nos da Dios diariamente.

En la carta que dirigió en el primer siglo a los creyentes de Filipos, lo expresó así: “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras Peticiones Delante de Dios en Toda Oración y Ruego, aire Acción de Gracias. Y la paz de Dios, Que sobrepasa TODO Entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros Pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6, 7)

Es esencial que hagamos un inventario, cada día, sobre lo que el Señor nos brinda. Ah, pero no es solamente hacer la evaluación e inventario, sino también darle gracias a nuestro amado Padre celestial por su amor y generosidad. Asumir para con nuestro Creador una actitud grata.

El autor y conferencista, Charles Stanley, al referirse a la importancia de saber vivir con lo que tenemos, allanándonos a las circunstancias, escribió:

“El contentamiento es el patrimonio del creyente. La paz es parte del fruto espiritual que nos pertenece cuando ponemos nuestra fe en el Salvador… es como una paz interior que sobrepasa todo entendimiento (Cf. Filipenses 4:7) Jesús experimentó el conflicto con una sensación de paz interior; y gracias a su Espíritu que mora en nosotros, esa paz asombrosa pertenece también a los hijos de Dios, incluso en los momentos en que nos encontramos con problemas que no tienen solución terrenal.” (Charles Stanley. Artículo “La clave para el contentamiento”)

Si usted es de las personas que se quejan diariamente y desean tener más… Es tiempo de hacer un alto en el camino y reconocer cuán generoso es Dios con nosotros. Cada una de las cosas de las que disfruta, a veces inconscientemente, son un regalo del Señor, su compensación a nuestro esfuerzo.

Recuerde que si no somos gratos con Dios, ese mismo comportamiento aprenderán nuestros hijos. ¡Es tiempo de cambiar, por nosotros y por ellos!

Para terminar una invitación: Reciba a Jesucristo como su Señor y Salvador. Puedo asegurarle que no se arrepentirá. Además emprenderá una vida tomado de la mano del amado Maestro.

3. Oración familiar:

“Amado Dios y Padre celestial, agradecemos la oportunidad de vida que nos brindas hoy. Tú eres nuestro ayudador en todas las circunstancias y sentimos Tu mano poderosa en todos los acontecimientos. Te damos gracias por la provisión diaria, porque gracias a cuanto nos das, vivimos sin pasar necesidad. Hoy queremos decirte, amado Señor: Gracias por tu provisión. En tus manos quedamos. Amén”

4. Una Meta familiar para hoy:

Agradeceré a Dios por todo lo que me ha dado en mi familia y la provisión para hoy.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=982


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: |









Los artículos más leídos

Tres pasos para romper las cadenas de opresión en su mente (Lección 9 – Nivel 3) No podía explicarse por qué todavía seguía escuchando voces en la intimidad de su ser. “No sirves para ser cristiano. Dios no te aceptará con tu [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El ángel de los necesitados… Las imágenes de la televisión le hicieron comprender la magnitud del drama que vivían decenas de personas desplazadas de sus campos a raíz de la violencia [...]
Siete estrategias para vencer el estrés Las preocupaciones matan más que las enfermedades. Millares de personas terminan cediendo al estrés y dejan de lado la vida maravillosa que Dios tiene para [...]
camino
Los verdaderos protagonistas pasan inadvertidos No cesaba de dar vueltas en la oficina. “¿Por qué agredí así a mi hijo, si es tan pequeño y no razona igual que yo?” Julio no sabía de su asombro por [...]


Léanos en bosquejosparasermones.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en devocionales.comLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar