Salga del pozo de la desesperación a nivel personal y familiar

No hay problema difícil de superar si dependemos de Dios, a nivel personal y familiar.

1.- Lecturas Bíblicas: Salmos 18:29: 118:10

2.- Meditación familiar: 

¿Quién no ha enfrentado obstáculos en la vida? No conozco la primera persona que no haya encontrado dificultades a su paso. Puede ser a nivel familiar, en el estudio, en el trabajo o en su desenvolvimiento social. Los tropiezos surgen cuando menos los esperamos. La clave para superarlos se cifra en depender de Dios y prepararnos para enfrentarnos.

Eludirlos, salir corriendo, darnos por vencidos fácilmente, obedece a una mentalidad de derrota totalmente ajena a las potencialidades para vencer con las que Dios nos concibió a usted y a mí.

En medio de sus ajetreadas jornadas, en muchas de las cuales enfrentaba persecuciones, el rey David escribió: “Pues contigo aplastaré ejércitos, y con mi Dios escalaré murallas.” (Salmos 18:29 | La Biblia de las Américas)

Estoy por separarme; la situación con mi esposa se ha tornado insostenible.”, me escribió desde Venezuela un ejecutivo de seguros, desesperado por las constantes discusiones con su cónyuge. “Podría separarse, pero ¿quién le asegura que no tendrá nuevas dificultades en caso de casarse de nuevo?”, le escribí. Lo más fácil es divorciarse— contrariando la voluntad de Dios —, pero lo más valiente es perseverar en oración hasta que las circunstancias cambien.

Cuando reconocemos que la situación es difícil, antes que postrarnos ante la desesperación, debemos volver la mirada a Cristo, orar y creer que Él cambiará el curso de la historia.

El rey David,  inmerso en situaciones críticas, al borde del abismo, escribió: “Todas las naciones me rodearon; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.” (Salmos 118: 10| LBA)

La decisión está en sus manos: Seguir luchando en sus fuerzas o confiar en Dios para vencer. De la opción que escoja, dependerán la victoria o la derrota. El poder infinito del Señor está allí para ayudarle, pero Él no lo obligará. Dejará que usted se incline por la determinación que considere oportuna.

Salga del pozo de la desesperación. Dios está de su parte, y está dispuesto a fortalecerlo en las batallas hasta que salga vencedor. Hoy y siempre. Él es nuestro Padre de amor.

Si aún no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, es el día para que tome esa decisión. Ábrale las puertas de su corazón. Él traerá transformación en su vida personal, espiritual y familiar.

3.- Oración familiar:

“Amado Dios, permítenos como familia darte hoy las gracias por tu provisión, por tu acompañamiento, por tu pronto auxilio cuando te necesitamos, y por regalarnos un día más de vida. Gracias amado Padre. Oramos como familia que nos guíes para superar los obstáculos cuando salgan al paso. Sometemos todo cuanto vamos a hacer en tus manos. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

No me dejaré vencer por ningún obstáculo que surja a mi paso a nivel personal o familiar.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9458


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Dios desea obrar milagros en su vida.
Reciba milagros conforme a su fe Los milagros ocurren en nuestro tiempo. Aun cuando haya quienes dudan, el poder sobrenatural de Dios sigue manifestándose. De hecho, Él dijo a través del [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
No traiga a casa los problemas de la oficina 2.2.- Que al término del Grupo Familiar los concurrentes admitan lo perjudicial que resulta para la relación familiar desahogar las frustraciones laborales [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar