Decídase por una vida victoriosa, de principios y valores

Tenemos que decidirnos: Andar de la mano de Jesús o en la mundanalidad

Lectura Bíblica: Romanos 12:1

Versículo para memorizar:

“Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo.” (Romanos 12:1. NTV)

Reflexión en la Palabra de Dios:

Un joven me abordó en una reciente conferencia que dicté en la Universidad. “Tengo un problema: Soy cristiano pero no he dejado de intimar con mi novia. No puedo controlarlo, es biológico”, argumentó.

Nos sentamos en la cafetería a compartir un café tinto y le mostré, Biblia en mano, que el propósito eterno de Dios es que conservemos la pureza en nuestro pensamiento y en el cuerpo.

Lo más fácil es vivir una vida doble. Por un lado llamarnos cristianos, asumir la jerga cristiana, andar con una Biblia bajo el brazo, y de otra parte, caminar por el sendero de la mundanalidad, permitiendo que las pasiones humanas nos gobiernen.

La autora cristiana, Nancy Leigh De Moss, aborda este asunto de trascendencia:

“Muchos cristianos viven perpetuamente desalentados y derrotados porque nunca se han dado cuenta— y por tanto no están poniendo en práctica las enseñanzas— lo que significa e implica su rendición inicial a Cristo. Después de haber cedido el control de sus vidas a Cristo, han revertido las cosas para tratar de manejar sus propias vidas. Como resultado, no viven alineados con el Dios que los creó, los redimió y es su dueño.” (Nancy Leigh De Moss. “Rendición: El corazón en paz con Dios”. Moody Publishers.2003. EE.UU. Pg. 17)

El término radical llama poderosamente mi atención, como sin duda ocurrirá con usted, porque a menos que seamos radicales estaremos declinando ante la naturaleza pecaminosa. Y no necesito decirle cuántos aspectos encierra la pecaminosidad, porque todos los conocemos. Diferente es que apliquemos el relativismo y sólo categoricemos como pecado, lo que no nos conviene.

¿Qué es más pecado: mentir o caer en fornicación? Ya conozco la respuesta de muchas personas: La fornicación. Y mi pregunta: ¿Qué parte de la Biblia se categoriza un pecado como de primera, segunda o tercera categoría? Mentir es pecado, y es igualmente grave que otro. No obstante como quizá muchos tenemos el hábito de mentir, lo minimizamos.

No hay términos medios: Usted y yo somos cristianos o somos mundanos. Uno de los dos extremos. Y salir de esa frontera ambivalente parte de la decisión radical de comprometernos con Cristo y rendirnos a Dios.

El apóstol Pablo aplica un matiz de suma importancia a este asunto cuando escribe: “Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo.” (Romanos 12:1. NTV)

La única forma de no caminar al límite de la frontera con la mundanalidad es rendirnos a Dios, entregarle todo nuestro ser, permitirle que Él tome control de nuestros pensamientos y acciones. Hasta tanto no lo hagamos, siempre cometeremos errores y tras avanzar tres pasos adelante daremos dos hacia atrás.

Insisto: Rendirnos es la clave. Y sólo tendremos éxito en la medida en que dependamos de Dios. Rendición y Dependencia van de la mano.

A propósito de rendición: ¿Ya entregó su vida a Jesucristo? Y si no ha recibido a Jesucristo como Señor y Salvador, es el momento para que lo haga. Ábrale hoy las puertas de su corazón a Cristo. Le aseguro que no se arrepentirá de dar este paso tan importante.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Está usted realmente comprometido con su vida cristiana?

b. ¿Depende de Dios o de sus propias fuerzas para permanecer firme en la vida cristiana?

c. ¿Se ha visto inmerso en la mundanalidad últimamente?

d. ¿Qué le llevó a caer en el pecado?

En adelante dependeré de Dios para experimentar crecimiento en mi vida cristiana

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=816


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Descubra el peligro de las películas de terror “He venido escuchando últimamente que ver películas de terror es peligroso. Y me inquieta porque tengo dos hijos adolescentes a los que les gustan [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar