Vivir si tiene sentido

Con ayuda de Dios la vida sí tiene sentido

Texto Bíblico: Eclesiastés 1:12-2:11

Introducción:

En esta vida todos los hombres se plantean grandes preguntas: ¿Cómo llegamos aquí? ¿Qué hay después de la muerte? ¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos aquí? Pero una de las más importantes es la que tiene que ver con el sentido y el propósito de esta vida. ¿Qué hace especial a esta vida para que valga la pena vivirla? ¿Dónde se encuentra el propósito de nuestra vida?

De muy poco han servido los avances significativos en la búsqueda del por qué y para qué de las funciones del cerebro. Se conoce dónde se anidan las áreas relacionadas con las emociones; sin embargo las emociones, a las que tanto buscamos conocer, generalmente nos juegan una mala pasada.

El volumen de personas que consumen medicamentos para estar libres del estrés, es sorprendente. ¿Hay alguna salida? Sin duda que sí, está en el Señor Jesucristo y en permitirle que reine en todo nuestro ser.

Para encontrarle sentido a la existencia, es necesario reconocer:

I.- EL SIGNIFICADO PARA LA VIDA NO SE ENCUENTRA EN EL CONOCIMIENTO — 1:12-18

A.- Salomón realizó una búsqueda de la sabiduría humana “bajo el sol” (en esta tierra). Él miró la sabiduría que no incluye a Dios y descubrió que era “aflicción de espíritu”. (Vs. 17). También descubrió que causaba molestia y dolor (Vs. 18).

B.- El conocimiento no es malo. La gente debe estar preparada para desempeñar una profesión o un oficio eficientemente. Pero la búsqueda del conocimiento y de la verdad en las cosas no llena el vacío interno. La ciencia y la fe comparten terrenos comunes: todo conocimiento verdadero viene de Dios, pues Dios es la fuente de toda verdad. Pero mucha gente que ha adquirido muchos conocimientos se han sentido superiores -inclusive a Dios- y lo han ignorado, o simplemente lo han sacado de su vida.

C.- La filosofía humana. Es importante, pero muchas corrientes han hecho a un lado a Dios. Uno muy famoso dijo en su época que Dios había muerto y había nacido el súper hombre.

D.- La religión también parece ser la fuente de significado de esta vida. Hay mucha gente religiosa, mucha gente que se considera fiel a sus creencias sin molestarse en comprobar si lo que creen es verdadero, solo por el hecho de haberla recibido de sus padres.

E.- Salomón, un hombre sabio, inteligente, conocedor de muchas cosas, terminó desilusionado. Continuemos con nuestra búsqueda. Si no está en los conocimientos, ¿dónde se encuentra la fuente de toda la felicidad?

Frente a estas enseñanzas aprendemos que:

II.- EL SENTIDO PARA LA VIDA NO SE ENCUENTRA EN EL PLACER 2:1-3,10

A.- Salomón trató de encontrar el significado de la vida en los placeres de este mundo, y encontró que eso era “vanidad”.

B.- Hoy existen más libertades, más opciones de diversión: cine, radio, televisión, Internet, juegos de vídeo, discotecas, fiestas, drogas permitidas: licor, tabaco, etc., libros, películas, etc.

C.- Es interesante que los mayores consumidores de estas opciones de diversión son los jóvenes, quienes se suponen que deberían ser los que menos se debieran sentir vacíos. Pero como sabemos cada día aumenta el número alarmante de adictos a las drogas y de suicidas. Yucatán es uno de los primeros lugares en suicidios. Y es que es el estado No. 2 en seguridad.

D.- La gente parece divertirse en las fiestas, borracheras, etc., pero al final de todo, el sentimiento es el mismo: vacío, lo rutinario.

E.- Aunque Dios no se opone a que nos divirtamos, siempre se nos advierte en contra de una vida demasiado consentida.

III. NO SE ENCUENTRA EN MUCHO TRABAJO - 2:4-6

Salomón se metió en varios proyectos de construcción, como el templo, su propio palacio y la edificación de ciudades. Fue un hombre muy responsable en sus obligaciones.

B.- Mucha gente se ha refugiado en su profesión o en su trabajo, para ver si en él logra la verdadera felicidad.

C.- Hace unas semanas un gran empresario con exitoso y próspero, decidió quitarse la vida. ¿De qué le sirvió todos sus éxitos y proyectos? De nada; no le dieron satisfacción plena.

D.- Salomón fue un hombre próspero. Sin embargo nada de estas cosas le produjeron la verdadera satisfacción. La Biblia nos anima a trabajar, pero nos dice que el trabajo no debe ser nuestro dios.

E.- Dentro de los grandes proyectos se encuentra la familia. Hoy más que nunca se ha dado mucho énfasis a la importancia de mantenerla unida. Por supuesto que sigue siendo la basa de nuestra sociedad. Pero mucha gente ha pensado que en ella se encuentra el significado de esta vida. Pero, ¿qué pasa cuando alguien pierde a un ser querido, o inclusive a toda la familia? Muchas personas han perdido toda razón de vivir, inclusive han llegado a desarrollar un resentimiento hacia Dios, por haber perdido a un ser muy querido. De tal manera que aún la familia no representa el máximo sentido y propósito de esta vida. Salomón continúa diciendo que...

IV.- NO SE ENCUENTRA EN LO QUE UNO TIENE (POSESIONES) 2:7-9

A.- Salomón no encontró la verdadera satisfacción y el significado de la vida en las cosas de las que era dueño, a pesar de que él era un hombre extremadamente rico (1 Reyes 10:14-29.

B.- La lotería: ¿Quién no se ha preguntado lo que haría si se la sacara? ¿Quién no ha soñado con tener mucho más de lo que tiene ahora?

C.- El dinero puede comprar medicina/salud; casa/hogar, compañía/amigos; diversión/amistad; comida/apetito; cama/sueño; crucifijo/salvador. Finalmente Salomón llegó a la conclusión de que...

V.- EL SIGNIFICADO DE LA VIDA SE ENCUENTRA EN UNA CORRECTA RELACIÓN CON DIOS.- Juan 10:10, Colosenses 1:13-20, Filipenses 1:21 y 3:4-11.

A.- Salomón concluye su búsqueda diciéndonos que el TODO del hombree está en una relación adecuada con Dios, que se evidencia en vivir de acuerdo con sus mandamientos.

B.- Sin embargo, el hombre, en su estado natural, no puede agradar a Dios porque su condición de pecador le impide disfrutar de los beneficios de la vida que Jesucristo ofrece. Juan 10:10 (Plan de Salvación).

C.- El Nuevo Testamento nos dice dónde se encuentra el verdadero significado de la vida: se encuentra en la persona de Jesucristo. Cuando conocemos a Cristo como nuestro Salvador en realidad llegamos a conocer y disfrutar el significado y propósito de esta vida.

Conclusión:

Solamente Jesucristo, nuestro amado Salvador, le da sentido a la vida. Es Él y nadie más que Él quien nos permite enfocarnos en el camino que debemos seguir, en las metas que podemos alcanzar y en los pasos que debemos seguir para llegar cada nuevo día a niveles de crecimiento personal, espiritual y familiar. ¡Hoy es el día de encontrarle sentido a la vida!

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2501


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
transformación
La sangre de Cristo trae cambios a su vida personal y familiar “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar