Siete consejos para mejorar la relación de padres e hijos

Dios nos permite sembrar principios y valores en nuestros hijos

1.- Lectura Bíblica: Job 1:4, 5

2.- Meditación familiar:

Me resulta muy difícil entablar cualquier conversación con mus hijos”, se quejó Rosaura, casi a punto de tirar la toalla. Estaba cansada de intentarlo una y otra vez. “No se qué opine usted, pero personalmente creo que es imposible”, enfatizó.

Y al hablar del asunto concluimos con ella en que jamás nadie ha dicho que ser amigo de los hijos, y especialmente si están en el período de la adolescencia, vaya a ser fácil.

Dios es el único que nos puede conceder la sabiduría necesaria para entenderlos, y de paso, ayudarles a resolver sus conflictos. Puede que para nosotros parezcan insignificantes, pero las inquietudes de nuestros hijos son importantes. Y atenderlas, nos ayudará a generar un puente de amistad con ellos.

En esa dirección hay siete consejos sencillos que comparto con usted:

1.- Recuerde siempre que usted piensa distinto que sus hijos.

2.- Admita que su forma de ver la vida es distinta de la perspectiva que tienen sus hijos.

3.- Sea tolerante. Enojarse no resuelve nada.

4.- No levante la voz ni reaccione con agresividad verbal o física.

5.- No se enfrasque en discusiones y debates. Concerte, concilie, busque puntos comunes.

6.- Razone que autoridad no es imposición.

7.- No se desanime ante los primeros pasos de acercamiento hacia sus hijos.

Hay una octava recomendación que en nuestro criterio es primera que todas: ore por sus hijos.

Recuerde que lo hacía Job, siendo él creyente y ellos incrédulos. Tomaba muy en serio su papel protagónico como intercesor: “Sus hijos acostumbraban turnarse para celebrar banquetes en sus respectivas casas, e invitaban a sus tres hermanas a comer y beber con ellos. Una vez terminado el ciclo de los banquetes, Job se aseguraba de que sus hijos se purificaran. Muy de mañana ofrecía un holocausto por cada uno de ellos, pues pensaba: «Tal vez mis hijos hayan pecado y maldecido en su corazón a Dios.» Para Job ésta era una costumbre cotidiana. ” (Job 1:4, 5. Nueva Versión Internacional)

Observe que pese a la actitud de los jóvenes, el padre antes que reñir con ellos, llevaba esa situación delante de la presencia del Señor en procura de que experimentaran un cambio, y es apenas natural que con ayuda de Dios, nuestro proceso formativo hacia ellos resulta muchísimo más eficaz.

Dios debe gobernar en nuestra relación familiar. Y más aún, nos guía en la relación con los hijos.

Para lograr ese acercamiento con Dios, es importante que le abra las puertas de su corazón a Jesucristo. Él trae transformación a nuestra vida personal, espiritual y familiar. Ábrale hoy las puertas de su vida al Señor Jesús.

3.- Oración familiar:

“Mi amado Dios y Padre, gracias por este día que nos regalas. Gracias por tu provisión para nuestra familia. Gracias por permitirnos permanecer unidos. Sometemos en tus divinas manos nuestros planes y proyectos. Confesamos con el corazón que cumplirás las promesas que nos has hecho. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Procuraré dialogar más con mi cónyuge y mis hijos.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8566


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
Derribe las barreras que lo separan de sus hijos rebeldes 2.2.- Que al término de la reunión del Grupo Familiar los participantes comprendan la importancia de brindarle a sus hijos la oportunidad de arrepentirse y [...]
familia
Dios debe ocupar el primer lugar en nuestra familia “¡Escucha, Israel! El Señor es nuestro Dios, solamente el Señor. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. [...]
¿Cuánto tiempo dedica a orar por su familia? “A la mañana siguiente, Abraham se levantó temprano. Ensilló su burro y llevó con él a dos de sus siervos, junto con su hijo Isaac. Después cortó [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar