Si no lo evitamos, la infidelidad nos lleva a la destrucción

Es tiempo de pedirle a Dios que guarde nuestro hogar de la infidelidad

1.- Lectura Bíblica: Hebreos 13:4; proverbios 5:20-23

2.- Meditación familiar:

¿Ha tenido oportunidad de apreciar a quienes han caído en infidelidad? Tal vez coincidirá con nosotros en que su vida se vuelve un crucigrama, llena de problemas. De un lado, debe reorganizar su vida emocional y de otro, están las consecuencias destructivas que trajo a su cónyuge y a sus hijos.

No en vano advirtió Dios a través del autor de la carta a los Hebreos: “Honren el matrimonio, y los casados manténganse fieles el uno al otro. Con toda seguridad, Dios juzgará a los que cometen inmoralidades sexuales y a los que cometen adulterio.” (Hebreos 13.4. NTV)

Las consecuencias del adulterio son devastadoras. Aumenta la sensación de inseguridad— ligada por supuesto a la desconfianza— en nuestra pareja, crecen las discusiones en las que se intercambian ofensas, se anida el resentimiento al tiempo que los hijos presentan cuadros de rebeldía, bajo rendimiento en el estudio e inseguridad.

La mayoría de los jóvenes inmersos en promiscuidad sexual, drogas, violencia, rebeldía y una actitud antisocial, provienen de hogares disfuncionales donde la separación de los cónyuges es el común denominador.

Nuestro amado Padre celestial advirtió que la consecuencia de la infidelidad es la destrucción personal, espiritual y familiar: “Hijo mío, ¿por qué dejarte cautivar por una mujer inmoral o acariciar los pechos de una mujer promiscua? Pues el Señor ve con claridad lo que hace el hombre, examina cada senda que toma. Un hombre malvado queda preso por sus propios pecados; son cuerdas que lo atrapan y no lo sueltan. Morirá por falta de control propio; se perderá a causa de su gran insensatez.” (Proverbios 5:20-23. NTV)

Es tiempo de revisar cómo anda nuestro matrimonio. ¿Hemos caído en infidelidad? Y si es así, ¿estamos en la dirección apropiada para aplicar correctivos? No será fácil y un primer obstáculo a superar es la desconfianza de la pareja, pero por supuesto, podrá lograrlo.

Gary Chapman, el autor y conferencista internacional, anota: “¿Cómo se reconstruye la confianza de su pareja después de incurrir en infidelidad? La confianza crece cuando usted se muestra confiable, así que no le mienta a su cónyuge. Cada vez que demuestre que usted es confiable, crecerá la confianza de su pareja. No obstante si usted sigue engañándole, nunca recuperará su confianza. Pídale a Dios que haga de usted una persona de carácter e integridad…” (Gary Chapman. “Los cinco lenguajes del amor – Devocionales”. Tyndale House Editores. 2012. EE.UU)

No podemos seguir avanzando hacia un abismo sin fondo. El matrimonio hay que salvarlo y quien ha incurrido en el error es quien debe dar el primer paso. Lo primero que debemos hacer es someter la situación en manos de Dios y concederle el primer lugar en nuestra familia. Otra acción concreta deben ser hechos concretos que evidencien el cambio, y a través de la oración y el cambio en nuestra forma de pensar y actuar, dar pasos decididos y permanentes hacia la restauración del hogar.

No podría terminar sin antes invitarle para que reciba a Jesucristo como el Señor y Salvador de su vida. Es la mejor decisión que jamás pueda tomar. Puedo asegurarle que no se arrepentirá porque Cristo Jesús nos lleva a experimentar crecimiento personal, espiritual y familiar. ¡Decídase hoy por Jesucristo!

3. Oración familiar:

“Amado Dios y Padre de los cielos, reconocemos que distanciarnos de ti, de Tu Presencia y del lugar que te corresponde en la relación de familia, lleva al deterioro de las relaciones y afecta nuestra vida como pareja al tiempo que daña emocionalmente a nuestros hijos. Te pedimos en el Nombre del Señor Jesús que levantes barreras que impidan la destrucción de nuestro hogar, nos concedas la fortaleza para vencer las tentaciones y nos ayudes a superar los problemas intrafamiliares de los que no estamos exentos. Oramos y te pedimos que ocupes el primer lugar en nuestro hogar. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Buscaré a Dios en oración para pedirle que guarde nuestra relación de familia de tentaciones destructivas como la infidelidad.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2511


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:







Los artículos más leídos

navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Hay un propósito de Dios para su vida Infinidad de personas en todo el mundo no encuentra hoy sentido a su existencia. Pasan los días sin pena ni gloria, lo que torna tortuosa su existencia. [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar