Revise qué tipo de líder de equipo es usted

(Lección 7)

Debemos revisar qué tipo de liderazgo ejercemos hoy

¿Se ha preguntado alguna vez qué tipo de líder de equipo es usted? ¿Ha encontrado errores al hacer un alto en el camino, o sencillamente no se ha tomado el tiempo para auto evaluarse?

Los dos interrogantes toman como punto de partida el desespero que asistió a un pastor a quien lo desalentaba la baja concurrencia de líderes a las reuniones de planeación en la iglesia.

Definitivamente parecían no querer trabajar. Pronto todos encontraban excusas para no concurrir a las convocatorias” se quejó.

El primer y más grande problema, como lo abordamos recientemente, radica en no saber escoger el inmediato equipo de colaboradores; hacerlo en nuestras propias fuerzas.

Sobre el particular, el autor cristiano y experto en temas de liderazgo, Myron Rush, advierte: “… un dirigente no debe pedirle a una persona que sirva en un equipo, cuando sabe que los intereses de dicha persona no concuerdan o no pueden hallarse representados en el equipo en el cual está por tratarse de intereses muy específicos los que lo animan y circunscritos a metas muy particulares que quizá distan de lo que tiene pensado el equipo.” (Myron Rush. “Un enfoque bíblico de la administración”. Editorial Unilit. 1992. EE.UU. Pg. 51)

Un segundo factor radica en no saber transmitir la visión. Si las personas que nos rodean no ven entusiasmo y convicción en lo que hacemos, lo más probable es que terminen arrastrados por la incertidumbre y el desaliente.

El tema es crucial. El autor y conferencista, Rush, continúa diciendo: “El dirigente interesado en mantener resultados en un equipo, se esforzará por interesar a los miembros del equipo en pulir y mantener clara la imagen de la meta. Esta participación en la meta hace que los integrantes se sientan dueños y participantes en los compromisos para mantenerla clara e incólume.” (Myron Rush. “Un enfoque bíblico de la administración”. Editorial Unilit. 1992. EE.UU. Pg. 53)

Un tercer aspecto estriba en luchar en nuestras propias fuerzas. Las consecuencias, por supuesto, resultan devastadoras. Lo más probable es que terminemos desalentados y con ganas de renunciar al trabajo.

Si nadie me colabora, no entiendo para qué seguir en esta iglesia”, compartía el pastor que ilustra con su historia el inicio de esta Lección.

Si usted vive una situación similar, le invito a retornar al libro de los triunfadores, la Biblia, en donde el profeta nos instruye: “Continuó él, y me dijo: Esta es la palabra del SEÑOR a Zorobabel: “No por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu — dice el SEÑOR de los ejércitos.” (Zacarías 4:6. La Biblia de Las Américas)

Deje de depender solamente de sus conocimientos, aptitudes, actitudes y fortalezas. Si desea el éxito como líder de un equipo de trabajo debe comenzar a depender del poder de Dios.

¿Con qué definición se identifica como líder de equipo?

Hay muchas formas de liderar. El grado de eficacia que se obtiene, dependiendo de la forma de trabajo, es otro asunto. Hay líderes que tienen alrededor a personas que, por diversas circunstancias, están obligadas a seguirle pero lo hacen sin compromiso. Los resultados, como es apenas natural, no son eficaces.

Una recomendación en aras de imprimir cambios en su dinámica de liderar, es que consulte a Dios primero toda decisión, y en segundo lugar, defina con su equipo las metas y ruta a seguir. Esa decisión contribuye a generar identidad sobre el trabajo a realizar.

Comparto con usted un cuadro que define algunos tipos de líderes. Sin duda le resultará muy útil revisarle y, tratar con honestidad, de identificar en cuál encaja usted:

TIPOS DE LÍDERES DE EQUIPO
Generador de accionesEl que dice “ Hagan ” y se exime de invitar con un “ Vamos
OrganizadorIdentifica, asigna y orienta sobre las actividades que se deben realizar
OrientadorIndica hacia dónde se debe llegar (meta) y traza la ruta
EvaluadorSe circunscribe a hacer seguimiento a las metas
MotivadorPromueve ideas y anima a todos a involucrarse en su cumplimiento
ConciliadorCuando surgen conflictos, busca una forma apropiada de resolverlos
CríticoCuestiona, en algunos casos sin fundamento, los errores de sus colaboradores
NegativoAnticipa que todo saldrá mal cuando surge al paso algún inconveniente
JuezAsume la actitud de buscar “ chivos expiatorios ” y juzgar a los demás
ExhibicionistaSólo busca atraer la atención de los demás hacia él y desconoce los esfuerzos del equipo
IndecisoNo sabe tomar decisiones, le da miedo avanzar y elude asumir responsabilidades

Cuando miramos con detenimiento el cuadro y determinamos en qué espacio quizá nos podemos incluir, lo más probable es que podremos definir correctivos o ajustes en lo que consideremos oportuno. Jamás olvide que un líder conforme a la voluntad de Dios es alguien que se evalúa y, en oración, procura la orientación del Señor para superar los errores.

Ahora, ¿qué es lo ideal? Que el líder asuma bien su papel y sepa conjugar las cosas buenas, positivas y transformadoras del cuadro de diagnóstico.

Más que líder debe ser un siervo. ¿La razón? Si tiene mentalidad de siervo tendrá conciencia que en todo momento está es para servir y honrar a Jesucristo.

Servir es acompañar a cada miembro del equipo

Posiblemente usted sea un líder de avanzada. Va kilómetros delante de los demás. Su pensamiento está mucho más allá. Sobre esa base, es esencial que brinde un adecuado acompañamiento a cada miembro del equipo. Anímelos. Si lo requiere, compártala de manera personalizada. Despeje sus inquietudes. Escuche sus ideas.

De la mano con esta acción, proceda a revisarse periódicamente. Esa evaluación autocrítica le servirá para crecer. Permitirá que tenga mayor acercamiento con el equipo, pero además, mejorar en aquellos aspectos que hoy constituyen debilidades.

Finalmente deseo invitarle a que tenga encuentra que un equipo, del que usted forma parte, es un grupo de personas que unen esfuerzos para alcanzar una meta común.

¡Ánimo en el trabajo que Dios está de su parte!

Preguntas para evaluar la comprensión y aplicación de la Lección de hoy:

a.- ¿Ha tenido tiempo para revisar la forma como ejerce el liderazgo?

b.- ¿Por qué razón cree que hay líderes a los que nadie nunca sigue?

c.- ¿Por qué razón es importante que los miembros del equipo compartan la visión y ruta de trabajo?

d.- ¿Cómo puede hace un líder para comprometer a sus colaboradores en el equipo?

e.- Si debiera definirse como líder, ¿cuál sería su apreciación honesta?

f.- ¿Qué mejoras considera que debe aplicar a su forma de ejercer el liderazgo?

g.- ¿Escucha las ideas de quienes integran su equipo de trabajo?

h.- ¿Qué diferencia hay entre un siervo y un líder?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7071


Publicado en: Escuela Bíblica Ministerial

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
transformación
La sangre de Cristo trae cambios a su vida personal y familiar “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar