¿Qué lugar le da a la felicidad en su vida?

Permita que la felicidad y el gozo que produce Dios gobierne su vida

1.- Lectura Bíblica : Salmos 146:1, 2

2.- Versículo para memorizar:

"Alaba, oh alma mía, a Jehová. Alabaré yo a Jehová en mi vida; cantaré salmos a mi Dios mientras vida” (Salmos 146:1, 2).

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

La tristeza y la preocupación le invadieron hasta el día en que tomó la decisión de alejarlas de su vida. Era creyente en Cristo, iba dos veces por semana al templo, leía la Biblia, había tomado cursos de liderazgo eclesial, gustaba de escuchar música cristiana y hasta había predicado unos cuantos sermones. Sin embargo su actitud era pesimista y en más de una ocasión sentó las bases para fracasar aunque estaban dadas las circunstancias para que venciera.

La situación persistió. Consideraba que todos los días eran iguales. Nada diferenciaba uno de otro. En cierta ocasión, sin embargo, se preguntó si estaba bien que alguien que profesaba creer en Jesucristo viviera sumido en la amargura. “No puede ser— razonó— porque incluso los cristianos del primer siglo iban sonrientes y confiados al coliseo romano donde los iban a sacrificar”.

Ese día le pidió a Dios en oración que le ayudara a cambiar. Hasta ahora permitía que la tristeza gobernara, y eso no estaba bien. Progresivamente fue descubriendo que alrededor había muchos motivos para estar alegre. La vida, el trabajo, una familia que le amaba, oportunidades para ir ascendiendo en su desempleo eclesial. ¡Definitivamente tenía todo a favor!.

Su perspectiva de la vida cambió. No fue inmediatamente, sino con el paso de los meses. Pero lo logró. Todos a su alrededor pueden apreciarlo. Encuentran en él a alguien optimista, lleno de fe, que transmite entusiasmo y de quien vale la pena ser amigos.

Tal vez ocurre igual con usted. Siente que no hay motivos para estar alegre. Pero está equivocado. Con ayuda de Dios es posible cambiar en esa área fundamental. Quien ve todo ensombrecido, jamás vivirá con satisfacción y sus horas, minutos y segundos se convertirán en un infierno.

En la Biblia encontramos una expresión fabulosa del autor sagrado que insta a los creyentes: "Alaba, oh alma mía, a Jehová. Alabaré yo a Jehová en mi vida; cantaré salmos a mi Dios mientras vida” (Salmos 146:1, 2).

Es posible una transformación con el acompañamiento del Señor Jesucristo. Usted podrá lograrlo y, con Su ayuda, pronto despertará con deseos de vivir a plenitud ese nuevo día... Decídase. Reciba al Hijo de Dios en su corazón y permita que lo cambie...

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Qué lugar ocupa la felicidad en su vida?

b.- ¿Contagia a su cónyuge e hijos de felicidad o de amargura?

c. - ¿Es consciente que el propósito de Dios para nosotros es el gozo, la paz y la felicidad?

d.- ¿Ha pedido a Dios paz y gozo para su vida interior?

e.- ¿Cómo habla a su vida el Salmos 146: 1 2?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8456


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:







Los artículos más leídos

El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
La separación conyugal es una vía de escape para los cobardes «Yo aborrezco el divorcio— dice el Señor, Dios de Israel— , y al que cubre de violencia sus vestiduras», dice el Señor Todopoderoso. Así que cuídense [...]
mujer
Persista en oración hasta que Dios responda Sólo quienes perseveran, llegan a la meta. Únicamente quienes se fijan una meta, y persisten en ella, pueden ver el final de su historia. ¿Ha pensado en [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar