Prepare a sus hijas para una vida futura familiar

Dele tiempo a sus hijos e instrúyales en principios y valores.

1.- Lectura Bíblica: Deuteronomio 6: 6, 7; Proverbios 25:11.

2.- Meditación familiar:

Los padres generan en sus hijas las condiciones de seguridad que les permitirán, hacia un futuro, replicar adecuadamente los patrones de convivencia en su hogar. De hecho, está comprobado que si la experiencia familiar resulta traumática, guardarán temores de establecer un hogar o, por el contrario, validarán en su propia vida familiar las irregularidades que vieron desde su niñez.

La responsabilidad que pesa sobre nuestros hombros es enorme. Como papá, cada uno de nosotros deberá responder ante Dios por el tipo de crianza que brindó a sus hijas.

Una de las tareas fundamentales, radica en cimentar a los niños en la Palabra, como leemos en el libro del Deuteronomio:

“Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego. Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.” (Deuteronomio 6:6,7 | NTV)

Las enseñanzas bíblicas preparan a los chicos para ser vencedores en todos los ámbitos de su vida.

Otro aspecto importante, particularmente cuando tenemos a cargo la educación de las hijas, es aprender a escucharlas y ofrecerles una sabia orientación. El rey Salomón escribió: “El consejo oportuno es precioso, como manzanas de oro en canasta de plata.” (Proverbios 25:11 | NTV)

Los hijos son tierra fértil para nuestras enseñanzas. Debemos ser muy cuidadosos de las semillas que sembramos en sus corazones.

Pero como sin duda le interesa ser un padre que prepare hoy a sus hijas para que, si reciben de Dios ese llamado, lleguen a conformar su hogar con el paso de los años, le ofrecemos cinco recomendaciones eficaces:

1.- Enseñe a sus hijas principios y valores

2.- Anime a sus hijas a tomar decisiones responsables, siempre

3.- Bríndeles seguridad. La necesitará en un futuro.

4.- Deles un buen trato en toda circunstancia

5.- Dedíqueles tiempo. Escuche sus inquietudes.

Como cristianos, nuestro compromiso es fundamentar hijos para que experimenten una vida plena, con propósito, conforme a la voluntad de Dios. Esto aplica para los niños y las niñas. Son parte esencial de nuestra familia. Por ellos responderemos ante el Señor cuando llegue el momento final de nuestra existencia. Los cambios en la relación que tenemos con ellos deben comenzar hoy.

Si todavía no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, es tiempo de que lo haga. Ábrale las puertas de su corazón. Es el comienzo de una nueva vida, la que siempre ha anhelado, de cambio y crecimiento personal, espiritual y familiar.

3.- Oración familiar:

“Dios de los cielos, gracias por este nuevo día. Dame la oportunidad de ser sabio para educar a mis hijos como debo hacerlo. Concédeme la sabiduría necesaria para manejar los conflictos que surjan al interior del hogar. Permíteme ser paciente y tolerante para saber entender a todos mis hijos. Sometemos en Tus divinas manos este día. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Dedicaré tiempo para mis hijos, consciente de la enorme responsabilidad que tengo en su crianza.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9302


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
transformación
La sangre de Cristo trae cambios a su vida personal y familiar “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar