Nueve consejos para resolver conflictos familiares

Debemos manifestar disposición a resolver los problemas familiares

1. Base Bíblica: Salmos 139:23, 24

2. Versículo para memorizar:

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” (Salmos 139:23, 24)

3. Reflexión en la Palabra de Dios:

Si queremos que los problemas se resuelvan, debe haber disposición de corazón. Tenga presente que es necesario cerrar el círculo de las ofensas al interior de la familia, aunque nos tome tiempo y esfuerzo, y ligado a esto, cerrar el círculo de las ofensas demanda compromiso y perseverancia.

El autor y conferencista, Gary Rosberg escribe:

“Se necesita valor para restaurar y reconstruir una relación, sin importar de qué lado de la ofensa te encuentres. Se necesita paciencia, tiempo, confianza y, en algunas ocasiones, hasta lágrimas, antes de llegar a un arreglo...” (Gary y Barbara Rosberg. “Matrimonios a prueba de divorcio”. Editorial Unilit. EE.UU. 2005. Pg. 102)

Los conflictos familiares se pueden resolver. Demandan de parte nuestra, reconocimiento y arrepentimiento por el error cometido, y disponernos a arreglar las cosas con ayuda de Dios. Permítame insistirle que, no es en nuestras fuerzas, sino con ayuda del Señor.

Es imperativo, como enseñan las Escrituras, que hagamos un alto en el camino y nos evaluemos interiormente con ayuda de nuestro Supremo hacedor: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” (Salmos 139:23, 24)

Comparto con usted algunos pasos que le permitirán cerrar eficazmente el ciclo de las ofensas en la relación de pareja y con los hijos:

1. Disponga su corazón para el cambio (Salmos 139:23, 24)

2. Póstrese y ore ante la Presencia de Dios

3. Reconozca que quizá no tiene la razón (Filipenses 2:3, 5)

4. Identifique el error recurrente en su relación con la familia

5. Reconozca que la familia está por encima del orgullo y arrogancia personal que a veces manejamos en nuestro interactuar diario

6. Exprésele a su familia qué le causó el enojo. Dígaselo a la persona que causó la situación que le molesta

7. Si usted falló, pida perdón

8. Dispóngase a hacer concesiones mutuas en el proceso de buscar salidas concertadas al conflicto

9. Prepárese para escuchar las razones de su cónyuge o de sus hijos en algo que les ha causado disgusto (Santiago 1:9)

El propósito eterno de nuestro amado Dios es que haya entendimiento en el hogar. Los conflictos, las heridas emocionales, el dejarnos de hablar con el cónyuge o castigar a los hijos de una manera irrazonable, jamás han estado ni estarán en el plan de Dios.

Sobre esa base podemos afirmar que el Señor desea ayudarnos en el proceso de resolver los conflictos. Recuerde que el primer lugar debe ocuparlo Él. Si lo hacemos, Él nos asegura la victoria y nuestra realización familiar será plena.

Hoy es el día para que haga el alto en el camino que tanto requiere. Evalúe en qué ha fallado. Identifique cuáles son los problemas recurrentes. Y dispóngase a resolverlos. Con ayuda de Dios podrá lograrlo, no le quepa la menor duda.

Si no ha recibido a Cristo en su corazón como su único y suficiente Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá. Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirnos.

4. Preguntas para la discusión en grupo:

a. Si deseamos encontrar salidas a los conflictos, ¿por qué es necesario pedir perdón?

b. ¿Cómo nos perjudican en la relación familiar el orgullo y la arrogancia?

c. ¿Ha dado pasos concretos para resolver los conflictos familiares?

d. Se sintió desmotivado porque no aceptaron su petición de perdón por los errores cometidos?

Con ayuda de Dios no permitiré que los problemas tomen ventaja en la familia

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=820


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | | |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
transformación
La sangre de Cristo trae cambios a su vida personal y familiar “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar