No se deje atrapar por satanás

Si permanecemos prendidos de la mano de Jesucristo podremos vencer las tentaciones y escapar del laso de satanás.

Satanás anda detrás de todos nosotros (1 Pedro 5:8). Él busca robarnos la vida plena que nos ofrece el Señor Jesús (Juan 10:10)

No es nada nuevo, al menos para usted no debería serlo. Es necesario mantenernos alerta y preparados. Él crea el escenario para que usted caiga en pecado, y una vez muerde el anzuelo, procura que no se levante del lodo.

Le invito a considerar un texto bíblico que ilustra el asunto:

“Entonces el ángel me mostró a Jesúa, el sumo sacerdote, que estaba de pie ante el ángel del Señor. El Acusador, Satanás, estaba allí a la derecha del ángel y presentaba acusaciones contra Jesúa.  Entonces el Señor le dijo a Satanás: «Yo, el Señor, rechazo tus acusaciones, Satanás. Así es, el Señor que eligió a Jerusalén te reprende. Este hombre es como un tizón en llamas que ha sido arrebatado del fuego». La ropa de Jesúa estaba sucia cuando estuvo de pie ante el ángel.” (Zacarías 3:1-3 | NTV)

Observe que, quien se dio a la tarea de mortificar al sacerdote, fue el adversario espiritual. Lo acusaba por su error. Buscaba mantenerlo en derrota. De hecho, la Biblia dice en varios pasajes que es nuestro acusador delante de Dios y que su final será la condenación (Apocalipsis 12:10)

Manteniendo la alerta

Hay muchas puertas que abrimos consciente o inconscientemente a satanás. Incluso creyentes en Jesús se dejan atrapar en las redes.

La única vía para evitar caer, es pedir al Espíritu Santo que nos revele cuál es nuestro andar, sobre lo que enseñó el Señor Jesús: “…y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado y de la justicia de Dios y del juicio que viene.” (Juan 16:8 | NTV)

Si reconocemos que hemos pecado o que quizá, aun siendo cristianos, nos encontramos inmersos en la situación, debemos arrepentirnos y pedir perdón delante de Dios:

“… porque el dolor hizo que se arrepintieran y cambiaran su conducta. Fue la clase de tristeza que Dios quiere que su pueblo tenga… Pues la clase de tristeza que Dios desea que suframos nos aleja del pecado y trae como resultado salvación. No hay que lamentarse por esa clase de tristeza; pero la tristeza del mundo, a la cual le falta arrepentimiento, resulta en muerte espiritual. ¡Tan solo miren lo que produjo en ustedes esa tristeza que proviene de Dios! Tal fervor, tal ansiedad por limpiar su nombre, tal indignación, tal preocupación, tal deseo de verme, tal celo y tal disposición para castigar lo malo. Ustedes demostraron haber hecho todo lo necesario para corregir la situación.” (2 Corintios 7:9-11 | NTV)

Podemos retomar el camino correcto y no ceder a las estratagemas de satanás si nos prendemos de la mano de Jesucristo, no un día sino siempre.

Someterse y crucificar nuestra carnalidad

Si bien es cierto somos cristianos, la tentación siempre está a la puerta. Es previsible dado que libramos una batalla constante contra nuestra naturaleza carnal.

El apóstol Pablo abordó el asunto de la siguiente manera en su carta a los creyentes de Galacia:

“Los que pertenecen a Cristo Jesús han clavado en la cruz las pasiones y los deseos de la naturaleza pecaminosa y los han crucificado allí. Ya que vivimos por el Espíritu, sigamos la guía del Espíritu en cada aspecto de nuestra vida.” (Gálatas 5: 24, 25 | NTV)

Si nos descuidamos es fácil ceder a las tentaciones de satanás y caer atrapados en sus redes. Por el contrario, si dependemos de Jesucristo en oración y sujeción, podremos vencer las tentaciones.

Dios nos concibió con la naturaleza de vencedores (Filipenses 4:13) en la medida en que dependemos de Él para ganar la batalla. Decídase por Cristo en su vida. Él traerá transformación a su vida personal, espiritual y familiar.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9661


Publicado en: Guerra Espiritual

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
transformación
La sangre de Cristo trae cambios a su vida personal y familiar “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar