No se dé por vencido tan fácilmente

Dios le ha llamado a la victoria. No se dé por vencido.

1.- Lectura Bíblica: Lucas 15:3-7

2.- Versículo para memorizar:

“De la misma manera, ¡hay más alegría en el cielo por un pecador perdido que se arrepiente y regresa a Dios que por noventa y nueve justos que no se extraviaron!” (Lucas 15: 7. Nueva Traducción Viviente)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Un común denominador entre quienes desean morir de una vez, porque piensan que sus problemas son más grandes que sus fuerzas, es que abandonaron a Dios, o tal vez nunca se han relacionado con él. Y lo más grave que le puede ocurrir a un ser humano es desprenderse de Su Creador, porque se esfuma toda esperanza y la única tabla de salvación se pierde en el horizonte.

Hay días que no duermo, y apenas logro conciliar el sueño, suena el despertador. No quisiera ir a trabajar, pero debo hacerlo. Mi vida es un infierno aquí en la tierra — , me dijo una ejecutiva de ventas en la ciudad.

Está pensando seriamente separarse de su esposo y, literalmente no cruza palabra con sus hijos adolescentes. No se hablan.

Una apesadumbrada mujer a quien visité en el hospital después de intentar quitarse la vida dos veces, me dijo: “Mi vida es un desastre; he sido infiel a mi marido, he usado marihuana, no soy leal a mis amistades, trato mal a mi marido y no soporto a mis hijos. No merezco vivir…”

Es cierto, tomó algunos minutos explicarle, y disposición de su parte para comprender el mensaje, pero terminó por reconocer que Dios la ama y tiene maravillosos planes para ella.

El Señor Jesús lo explicó en sencillos términos: “Entonces Jesús les contó la siguiente historia: «Si un hombre tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, ¿qué hará? ¿No dejará las otras noventa y nueve en el desierto y saldrá a buscar la perdida hasta que la encuentre? Y, cuando la encuentre, la cargará con alegría en sus hombros y la llevará a su casa. Cuando llegue, llamará a sus amigos y vecinos y les dirá: “Alégrense conmigo porque encontré mi oveja perdida”. De la misma manera, ¡hay más alegría en el cielo por un pecador perdido que se arrepiente y regresa a Dios que por noventa y nueve justos que no se extraviaron!” (Lucas 15:3-7. Nueva Traducción Viviente)

Dios desea que haga un alto en el camino. Reflexione: ¿A dónde ha ido su vida? Es el primer y más grande paso. Es esencial, para que pueda valorar lo que el Señor tiene deparado para usted.

La autora norteamericana, Regina Brett, tras una vida de crisis, un día decidió detenerse y evaluar su existencia:

El día de mi cumpleaños número 45, me quedé en casa reflexionado sobre lo que la vida me había enseñado. Mi alma abrió una compuerta y las ideas comenzaron a fluir. Mi pluma simplemente capturó las ideas y plasmó las ideas en el papel. Yo las pasé a la computadora y las convertí en una columna sobre 45 lecciones que la vida me ha enseñado. Mi editor las odio, y también su editor. Yo les pedí de todas maneas que las publicaran en el diario norteamericano Plain Deaer. Y los lectores del periódico, en Cleveland, las amaron…” (Regina Brett. “Dios nunca parpadea. Editorial Planeta. Colombia. 2012. Pg. 18)

A partir de ese momento decidió vivir, pero al máximo, con ayuda de Dios.

Todo parte de hacer un alto en el camino; el segundo paso es reconocer que tal vez nos encontramos en un laberinto sin salida, y que nuestras fuerzas llegaron al límite. El tercer y más revolucionario paso, es pedirle a Jesucristo el Señor que venga y ponga orden en nuestra existencia. Y Él que está a la puerta, esperando su llamado, no tarde en entrar. ¡Es algo maravilloso y transformador! Dios hará la mejor parte en su vida.

Desconozco cuál sea su situación, pero lo que sí puedo decirle es que Dios puede marcar la diferencia en su existencia. Dejar impresa en su existencia, una marca indeleble que define una frontera entre un antes y un después de conocer a Cristo.

¡Hoy es el día para emprender una nueva vida! No siga sumido en la muerte física y espiritual. Jesús el Señor le llama y le espera con los brazos abiertos.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Cuál es la perspectiva que tiene de los problemas?

b.- ¿Cree que evaluar los problemas— sus orígenes y consecuencias— le ayuda a mejorar en lo personal y espiritual?

c.- ¿Cómo maneja sus problemas?

d.- ¿Entrega los problemas en manos de Dios?

Hoy es el día para entregar todos nuestros problemas en manos del Señor.

“Amado Señor y Salvador Jesucristo: Gracias por este día que nos regalas como familia. Como cónyuges y como hijos, deseamos vencer sobre las dificultades. Sabemos que en nuestras manos no podremos lograrlo, pero sí con tu ayuda. Te pedimos que nos guíes para poder resolver las dificultades que encontramos a nuestro paso. En tus manos entregamos nuestros problemas. Quédate con nosotros hoy, Amén”

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8361


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Restaure el altar de Dios en su vida El hombre necesita hoy más que nunca reedificar el altar de Dios, que es un lugar de encuentro con nuestro Hacedor. Lamentable muchas personas e incluso, [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar