No se dé por vencido ante las primeras dificultades

No podemos darnos por vencidos ante la adversidad

1. Lecturas Bíblica: Números 11

2. Versículo para memorizar:

“El Señor le respondió a Moisés: ¿Acaso el poder del Señor es limitado? ¡Pues ahora verás si te cumplo o no mi palabra!” (Números 11:23. NVI).

3. Reflexión en la Palabra:

Quizá en alguna ocasión, como pastor, obrero o líder, ha experimentado una situación difícil. Dudó. Vio que el viento arreciaba y que su embarcación— vida personal, familiar o tal vez ministerio— estaban a punto de naufragar... Falló en la fe cuando aumentaba la tormenta.

Si es así, es hora de meditar en el asunto y tomar nota de cuál fue la respuesta de Dios Moisés cuando en medio del desierto, el pueblo al que guiaba a la tierra prometida, le pidió carne para comer. ¡En un desierto! Moisés sucumbió a la desesperación. “El Señor le respondió a Moisés: ¿Acaso el poder del Señor es limitado? ¡Pues ahora verás si te cumplo o no mi palabra!” (Números 11:23. NVI).

En momentos en que se debata en la incertidumbre, recuerde otras ocasiones en las que Dios ha testimoniado su amor y fidelidad. No hay razón para que ahora dude o sienta temor...

¿Es usted líder en su familia, en la sociedad o en la iglesia? Debe estar preparado para las dificultades. Forman parte de la “escuela para llegar más allá”. Probablemente esté tentado a renunciar a todo y a todos. ¿Es lo mejor? Sin duda que no. Pregúntese: ¿Por qué tendría que renunciar ahora, hoy, al liderazgo que Dios ha depositado sobre mis hombros.

Lo que debemos hacer, en cambio, es reflexionar, tomar fuerzas y seguir delante de la mano de Dios. Un texto que leí hace pocos días mientras me movilizaba a casa, dice:

“Ya sea que estés en medio de circunstancias adversas o no, que te hayan desafiado personalmente o a algunos que conozcas, la lección que tenemos enfrente nos enseña cómo debemos comenzar— desde el lugar mismo donde estamos — , aún en medio de la crisis, si es que enfrentamos alguna. Es tiempo de reemprender el camino” (Chris Gardner. “Comienza donde estás”. Editorial Taller del Éxito. 2013. Colombia. Pg. 42)

Es probable que usted valore la fidelidad de Dios pero quienes le rodean no asuman las cosas así. Si está preparado, nada le tomará por sorpresa y, sin duda, no permitirá que lo agobie el desánimo. Al leer los versículos siguientes, a partir del 31, hallamos que la promesa se hizo realidad y “El Señor desató un viento que trajo codornices del mar y las dejó caer sobre el campamento. Las codornices cubrieron los alrededores del campamento, en una superficie de casi un día de camino y a una altura de casi un metro sobre la superficie del suelo.” (Números 11:31| NVI)

Cada quien recogió, mínimo, ¡dos toneladas! Estaban convencidos que ahora sí Dios y Moisés habían atendido sus demandas. Sin embargo “Ni siquiera habían empezado a masticar la carne que tenían en la boca cuando la ira del Señor se encendió contra el pueblo y los hirió con gran mortandad.” (Números 11:33 | NVI).

A alguien que se quejaba de la actitud desagradecida y además temeraria de algunos líderes de su congregación, le respondí que esperara en Dios. Es justamente lo que estamos llamados a hacer cuando se levantan tormentas en contra nuestra. Dios saldrá en nuestra defensa. El no deja solos a sus siervos. Más temprano que tarde responderá, y usted apreciará la forma cómo brilla su justicia.

Animo. Adelante. No es hora de renunciar al ministerio sino de pedir respaldo a Dios, fortaleza de Aquél que todo lo puede, y reemprender el camino. Usted no está solo. Jesucristo va a su lado...

Si no ha recibido a Jesucristo, hoy es el día para que lo haga. Le aseguro que no se arrepentirá y emprenderá una nueva vida.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Desfallece con facilidad cuando las cosas no salen bien?

b. ¿Se da por vencido apenas surgen obstáculos?

c. ¿Qué le lleva a experimentar desánimo y deseos de renunciar a todo y a todos?

d. ¿Deposita su confianza en Dios para que le lleve a la victoria?

Desde hoy someteré a Dios todos mis planes, proyectos y las jornadas diarias

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=875


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar