No caiga en la trampa de pensar en el divorcio como una solución

Con ayuda de Dios podemos encontrar salida a los conflictos familiares

1. Lectura Bíblica: Cantar de los Cantares 2:15. NTV

2. Versículo para memorizar:

“Atrapen todos los zorros, esos zorros pequeños, antes de que arruinen el viñedo del amor, ¡porque las vides están en flor!” (Cantar de los Cantares 2:15. NTV)

2. Reflexión en la Palabra de Dios:

Un artículo publicado por el diario El Mundo, de Venezuela, levantó las señales de alarma al informar que países como Ecuador alcanzan una muy tasa de divorcios.

De acuerdo con el Instituto Nacional Estadístico Ecuatoriano, la población aumentó en 3 millones de personas en los últimos diez años, pero la tasa de bodas permaneció estancada. Siguiendo en América Latina, en Argentina, una de cada tres parejas se divorcia y el 60 % de las rupturas es impulsado por las mujeres, según los datos del Registro Civil de Buenos Aires.

En Europa, dos de cada tres parejas terminan en separaciones. España es el país donde más ha crecido la tasa de divorcios, de acuerdo con datos del Instituto de Política Familiar de ese país.

El Portal Nosdivorciamos.Com informa que en los Estados Unidos el promedio de duración de un matrimonio actual es de siete años, y uno de cada dos matrimonios termina en divorcio.

La situación es alarmante, sin duda. Quizá usted no se ha dado cuenta pero su relación puede estar en peligro. Progresivamente los problemas han ido minando la relación y, aun cuando no se dé cuenta, pudiera estar dándose una separación emocional que es la antesala de la separación de cuerpos.

A través de las Escrituras Dios nos eleva una advertencia: “Atrapen todos los zorros, esos zorros pequeños, antes de que arruinen el viñedo del amor, ¡porque las vides están en flor!” (Cantar de los Cantares 2:15. NTV)

Es imperativo comprender la urgencia de velar por nuestra familia. Si en casa de los vecinos se produjo una separación, nada nos exime que ocurra también entre nosotros si no cuidamos la relación de pareja y con los hijos. Es allí donde toma fuerza la advertencia a cuidarnos de los pequeños zorros.

Aunque el divorcio afecta generalmente a las parejas jóvenes, un hecho que no podemos ocultar es que si dejamos que la rutina, un trato inadecuado a la pareja y vivir el día a día sin enriquecer la relación matrimonial, termina por erosionar los vínculos y lo más probable es que en cualquier discusión emerja la posibilidad de un “divorcio”.

"Hay divorcios de gente joven que hace un par de décadas no se veían y que se daban a partir de los 10 años de casados", dice Any Krieger, psicoanalista especializada en pareja y familia y compiladora del libro Repensar los vínculos. “Ahora se separan al año, incluso con la mujer embarazada, cosa que antes también ocurría pero esporádicamente”.

Entre los factores más comunes se encuentran los malos tratos, la infidelidad, una mala comunicación, diferencias de criterio que toman fuerza y se tornan irreconciliables al tiempo que también inciden fuertemente los problemas económicos, la autoridad en la crianza de los hijos y el respeto al espacio del otro.

Es tiempo de hacer un alto en el camino y evaluar cómo anda la relación de pareja. Recuerde que generalmente es la mujer la que se inclina por el divorcio, porque considera que llegó al límite de sus fuerzas.

Quien nos puede ayudar en ese proceso de recuperar a nuestra familia, es Dios. Él nos permite llegar a acuerdos, sobreponernos a los conflictos y encontrar salidas. ¿La razón? Dios ama a la familia y hace su aporte para que la familia permanezca unida.

Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Con Su divino poder, todo aquello que genera conflicto en el hogar, podrá superarse oportuna y eficazmente. Ábrale hoy las puertas de su corazón a Jesús. No se arrepentirá.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a. ¿Está dispuesto a encontrar salidas a los conflictos de familia?

b. ¿Reconoce que buena parte de las causas quizá usted las provocó?

c. ¿Piensa que el orgullo ha minado su corazón para no encontrar salidas a los conflictos con la pareja?

d. ¿Sometió los problemas familiares en manos de Dios?

Hoy es el día para abrirle las puertas de nuestra familia a Dios

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=497


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | | |








Los artículos más leídos

No se endeude, y si lo hizo, pague sus acreencias El manejo económico es una de las mayores responsabilidades que nos asisten como hijos de Dios. De hecho en varias ocasiones el Señor Jesús insistió en la [...]
¿Cómo dar buen testimonio de Cristo en todo lugar? “Vivir a Cristo. Interesante. Es una palabra que escucho una y otra vez en la iglesia en la que me congrego. Mi pregunta es, ¿qué hacer cuando queremos [...]
conflictos, problemas, pensativa
Dios nos transforma a través de los conflictos “… lo que está en el corazón determina lo que uno dice. Una personas buena produce cosas buenas del tesoro de su buen corazón, y una persona mala [...]
La sexualidad en la relación conyugal “Con demasiada frecuencia se hablan de muchos temas en las iglesias, pero aparte de la espiritualidad no se aborda la sexualidad como algo importante; se le [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]


Léanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar