No arrastre la culpa de criar hijos engreídos

¿Arrastra la culpa de estar educando mal a sus hijos?

1.- Lectura Bíblica : Eclesiastés 7:16; Romanos 12:3.

2.- Meditación familiar :

Una madre me escribió preocupada, desde San Salvador, porque animaba a sus hijos diciéndoles que eran únicos. Y su inquietud vino como consecuencia de un comentario que le hizo una prima. “Si continúas así, terminarás criándolos engreídos”, le dijo. Ese comentario motivó la misiva.

Estimular a los hijos, haciendo notar los talentos y capacidades de que les proveyó el Señor, no es malo. Por el contrario, en varios pasajes de la Biblia encontramos que Dios llama a siervos como José y Gedeón: “Varón esforzado y valiente”. Luego hay un equívoco al considerar que podría traer consecuencias peligrosas uno que otro comentario que les anime.

Ahora bien, lo que no está bien es exagerar. Hacerle sentir a los hijos que son únicos en el universo y que todo gira alrededor de ellos. En este caso sí podrían caer en una sobre valoración de sí mismos y ser arrastrados por el orgullo, en su infancia y en su adultez.

A propósito, traigo a colación una investigación realizada en Holanda entre 565 padres e hijos pequeños. El trabajo demandó un año de jornadas intensas.

El líder del estudio, Eddie Brummelman, vinculado a la Universidad de Hamsterdan, dijo que si bien es cierto las intenciones de los padres son buenas, podrían estar fomentando el narcicismo y no la autoestima.

“Los padres no son los únicos culpables de la sobre estimulación a los hijos. Como otros rasgos de la personalidad, la genética y el temperamento propio del niño también tienen mucho que ver en el asunto. En todos los casos es muy importante medir las palabras que les decimos para animarlos.” ( Eddie Brummelman citado por la Agencia AP. 14708/2015)

Resulta altamente recomendable que los padres elogien a sus hijos con el fin de de reforzar su autoconfianza. Una actitud así es diametralmente opuesta a la que asumen infinidad de padres que tratan a sus hijos con palabras hirientes y les frustran cualquier aspiración de crecer en todas áreas de su vida.

Sin embargo, no siempre funciona. Los niños con baja autoestima fracasan cuando reciben alabanzas desmesuradas o demasiado eufóricas.

Los estudios muestran que los niños seguros de sí mismos se inclinan generalmente, tras el elogio exagerado, por asumir retos grandes. La actitud de pequeños con baja auto estima, evidencia inseguridad y los torna temerosos cuando no pueden tener pleno control de lo que ocurre en su entorno.

Las Escrituras enseñan que cada uno de nosotros debe valorarse en su justa proporción. No exagerar para no incurrir en una actitud orgullosa. El rey Salomón, por ejemplo, escribió hace siglos: “No seas demasiado justo, ni seas sabio en exceso. ¿Por qué has de destruirte?” (Eclesiastés 7:16. La Biblia de Las Américas)

En Latinoamérica utilizamos un refrán que reviste una profunda enseñanza: “Ni mucho que queme el santo, ni poco que no lo alumbre”. Se aquí alude así a la necesidad de tener equilibrio cuando hacemos algo. En particular, esa sabiduría popular debemos aplicarla a nuestra valoración personal.

El apóstol Pablo, por su parte, aborda el asunto de la auto estima de la siguiente manera: “Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno.” (Romanos 12:3. La Biblia de Las Américas)

De acuerdo con el escritor bíblico, debemos hacer acopio de buen juicio, no incurrir en el orgullo y reconocer que somos valiosos para Dios. Y en esa misma dirección, valorar en su justa proporción a otras personas.

Con estas dos recomendaciones fundamentadas en el libro de los triunfadores, la Biblia, debemos tener el punto preciso, equilibrado, cuando estimulamos a los hijos. Hacerles notar que son importantes pero que en esa misma medida, deben valorar a otras personas.

Si hacen algo positivo, resáltelo y en caso de incurrir en errores, hágaselos notar pero con sabiduría para que puedan corregir y, desde su más tierna infancia, se preparen para el crecimiento en todas las áreas.

No podríamos terminar sin antes hacerle una invitación: Reciba a Jesucristo como su Señor y Salvador. Él traerá cambio, transformación y crecimiento a su vida personal, espiritual y familiar. Hoy es el día para tomar la decisión.

3.- Oración familiar:

“Dios de los cielos, como familia no podemos cansarnos de agradecerte que siempre estás acompañándonos para ayudarnos a ser una familia sólida, que camina conforme a Tu voluntad. En el día de hoy te pedimos la sabiduría necesaria para saber educar a los hijos, y si hemos de corregirlos, que lo hagamos de manera apropiada, sin causarles heridas emocionales ni de ninguna otra índole. En tus manos entregamos este día. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Reconoceré los aspectos positivos de mis hijos; los resaltaré cada día, para motivarlos a seguir mejorando.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7203


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

felicidad, poder, libertad, pecado
Libres de pecado, ¿Por qué volver de nuevo a la esclavitud? Cuando miramos la obra de la cruz, debemos meditar en un hecho significativo: Jesús nos hizo libres de nuestros pecados. Por su sangre preciosa, vertida en el [...]
Los cinco errores de un cristiano principiante Ramiro recibió a Cristo una tarde de domingo, cuando iba de camino a casa. Tenía muchos problemas. Para comenzar, reñía cada día con su esposa, los hijos [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
alpinista
Siete principios poderosos sobre el servicio a Dios “Si algo me apasiona en esta vida, es server a Dios”, dijo la persona que dirigía el servicio cristiano dominical al cual me invitaron para impartir una [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar