Mida lo que dice: Una decisión que cambiaría su vida

Es fundamental medir el alcance de nuestras palabras

7501.- Lectura Bíblica: Job 27:3-5

2.- Versículos para memorizar:

“Que todo el tiempo que mi alma esté en mí, y haya hálito de Dios en mis narices, Mis labios no hablarán iniquidad, Ni mi lengua pronunciará engaño. Nunca tal acontezca que yo os justifique; Hasta que muera, no quitaré de mí mi integridad.” (Job 27:3-5).

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

El sudor que perlaba la frente de los ocho especialistas se hizo más intenso cuando restaban cinco minutos para terminar la operación, y se tornó frío horas después cuando esperaban los resultados de su intervención. No importó que el clima en Viena no fuera el mejor. Ni siquiera la humedad o el olor propio de los quirófanos y de los pasillos del Hospital Universitario. Nada contaba. Sólo la evolución de su paciente.

Aquél era el primer transplante de lengua que hacían en un ser humano. Su hazaña explica la tensión que les embargaba. No había sido fácil. Pero sabían que si la recuperación del enfermo se daba exitosamente, habrían salvado un gran obstáculo y estarían aportando, a su manera, un nuevo grano de arena en los avances científicos de los últimos tiempos.

Ese pequeño órgano lo debieron retirar debido al avance agresivo de un tumor que amenazaba colonizarle gran parte de la cavidad bucal. El reemplazo parecía una locura. Pero decidieron hacerlo. Algo nunca visto. Muy complejo, sobre todo tratándose de unir las terminales nerviosas. Pero lo lograron. Hoy el hombre de 42 años pronuncia frases completas, y con la terapia indicada, los médicos suponen que pronto estará bien.

¿Ha pensado alguna vez cuán diferente sería su vida si pudiera operarse un cambio en la lengua? Sí, aunque pueda parecerle gracioso. Medite en la posibilidad de que su disposición a criticar, juzgar y señalar, pudiera ser transformada al transplantarle un órgano nuevo.

Sin duda, muchos estarían tentados a someterse a una intervención quirúrgica así. Pero serían pocos los que dieran un paso adelante. Ellos admiten quizá que son demasiado criticones. Sin embargo, la gran mayoría se inclinaría por un cambio de actitud. Ese es el centro del asunto. Nuestra actitud. Si nos disponemos a poner guarda a los labios, evitaremos muchos problemas.

Job, un autor bíblico de la antigüedad, escribió: “Que todo el tiempo que mi alma esté en mí, Y haya hálito de Dios en mis narices, Mis labios no hablarán iniquidad, Ni mi lengua pronunciará engaño. Nunca tal acontezca que yo os justifique; Hasta que muera, no quitaré de mí mi integridad.” (Job 27:3-5).

Observa que todo parte de una actitud. Está en su corazón y en el mío. Disponernos a ahorrar palabras que puedan causar dolor, limitarnos a lo necesario y medir cuidadosamente el alcance de todo cuanto decimos. Es una forma de testimoniar el cambio. Lo mejor de todo es que, con ayuda de Dios, podemos lograrlo. ¡Comience hoy!

Si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga Puedo asegurarle que su vida emprenderá una nueva dinámica de crecimiento personal, espiritual y familiar. Decídase hoy por Jesucristo. No se arrepentirá…

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Mide usted el alcance de lo que dice?

b.- ¿Ha tenido quizá dificultades por hablar demasiado?

c.- ¿Qué decisión tomó al percatarse del problema que desencadena hablar sin medir el alcance de nuestras palabras?

d.- ¿Ha observado cambios en su comportamiento o sigue girando alrededor del mismo problema?

Una meta para hoy con ayuda de Dios: Medir el alcance de mis palabras.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2651


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
familia, hijos, diálogo
Cinco recomendaciones para hablar de sexo con sus hijos  Ramiro y Lucía estaban acostumbrados a escuchar las inquietudes de sus hijos. Sin embargo, jamás se imaginaron que un interrogante de Marcela, la niña de [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar