Llegue al corazón de Dios con oración

Cuando oramos con fe, toda la historia puede cambiar alrededor

1.- Lectura Bíblica: Santiago 5:16-18

2.- Versículo para memorizar:

“La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos.” (Santiago 5:16. NTV)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Con frecuencia habrá escuchado a quienes dicen: “Ayúdeme a orar, que a usted Dios sí lo escucha”. Es un error. Dios nos escucha a todos. El hecho de que alguien haya desarrollado cierto grado de espiritualidad no lo lleva a tener privilegios delante del Padre celestial. Él nos ama por igual, y por igual escucha nuestro clamor.

El apóstol Santiago reafirmó este principio cuando escribió: "Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos. Elías era tan humano como cualquiera de nosotros; sin embargo, cuando oró con fervor para que no cayera lluvia, ¡no llovió durante tres años y medio! Más tarde, cuando volvió a orar, el cielo envió lluvia, y la tierra comenzó a dar cosechas.” (Santiago 5:16-18. NTV)

Su enseñanza gira alrededor del poder que se desencadena cuando oramos. Orar trae sanidad, y obra en las personas aquello que la ciencia médica considera imposible.

Elías fue un profeta de Dios, pero cuando lo mira el apóstol Santiago desde su óptica, dice que era tan humano como usted o yo. En otras palabras, las oraciones de él iban a ser escuchadas ante el Padre como las suyas, o las que elevo yo en Su Presencia.

Orar no es para algunos solamente, es para todos. Es la entrada al trono celestial. Es la puerta para que las circunstancias y la historia cambien. Es el paso para que lo imposible se haga posible.

A Dios no podemos presionarlo. Incluso, si hacemos teatro para disuadirlo, nada pasará porque Él conoce la intimidad de nuestro corazón. Pero las circunstancias cambian cuando nos decidimos a orar. Ahí el asunto es a otro precio.

Carlos Annacondia precisa que:

"Hay momentos de desesperación en los que uno pide alterado, y el Señor está ahí para ayudarnos. La oración mueve Su mano poderosa. A través de una simple y sencilla oración, muchas personas se encontrarán con Jesús. Debemos cultivar nuestra amistad con Dios y cultivar no es otra cosa que hablar con Él. ¡Necesitamos tiempo para hablar con Dios!” (Carlos Annacondia. Citado en el libro “Cuarenta días de ayuno, oración y renovación personal - Argentina 2014”. Ghione Impresores. Pg. 9)

Si la oración nos lleva a estar con Dios, esa misma oración elevada con fe y bajo la convicción de que algo ocurrirá, nos conducirá a un mayor acercamiento con Él. Eso explica por qué Jesús pasaba la noche en oración, o se madrugaba a orar.

Si clamamos en Su voluntad, procurando que se cumplan Sus planes pre determinados desde la eternidad, sin duda recibiremos respuesta: Las sanidades se producirán, las liberaciones ocurrirán, los milagros se harán posibles.

Tome unos breves momentos para meditar en el asunto y decídase, desde hoy, a orar, así sea justamento pocos minutos. Puedo asegurarle que, con el tiempo, se irá ampliando el tiempo que pasa en la Presencia de Aquél que todo lo puede.

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que le abra las puertas de su corazón. Es la mejor decisión que jamás podamos tomar, como también puedo decirle que su vida entera experimentará transformación en los niveles personal, espiritual y familiar como siempre lo ha anhelado. ¡Ábrale hoy las puertas de su corazón a Cristo!

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿De qué manera podría aplicar a su vida la enseñanza de Santiago 5:16-18?

b.- ¿Está dispuesto a cambiar, desde hoy, su dinámica de oración? ¿De qué manera?

c.- ¿Podría usted definir por qué razón ha experimentado estancamiento o crecimiento en su vida de oración?

d.- ¿Desea un avivamiento en su vida espiritual?

e.- ¿Ha recibido milagros de parte de Dios? ¿Podría relacionar algunos de ellos?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6984


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Descubra el peligro de las películas de terror “He venido escuchando últimamente que ver películas de terror es peligroso. Y me inquieta porque tengo dos hijos adolescentes a los que les gustan [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar