Llamados a batallar y ganar en la lucha contra las tinieblas

Las batallas espirituales las libramos en el poder de Jesucristo

Introducción:

Recuerde que en todo momento ser partícipe de estos talleres implica, vida cristiana práctica— es decir de testimonio— y esfuerzo en el proceso de asimilar los conceptos para desarrollarlos en nuestro ministerio al interior de la Iglesia. ¡Los resultados serán sorprendentes!

Lo ideal es que cada congregación se constituya grupos de estudio que, en el proceso de formación, se animen a afianzar su compromiso con el Señor Jesucristo y ser multiplicadores del Evangelio y la ministración de libertad a los cautivos por el mundo de las tinieblas. La tarea es grande, pero tenemos asegurada la victoria en Cristo. ¡Bienvenido a este estudio que enriquecerá su vida cristiana y dinamizará el ministerio que desarrolla en la Iglesia!

I. Como Iglesia de Jesucristo estamos llamados a prepararnos para la guerra que libramos contra el mundo de las tinieblas.

1. Estamos en medio de una batalla real contra el mundo espiritual de maldad.

1.1. El mayor problema de los cristianos es que:

a.No somos conscientes de la batalla espiritual que libramos alrededor

b.Enfrentamos el mundo espiritual de maldad desde una perspectiva equivocada

1.2. La mejor estrategia es conocer cómo opera nuestro enemigo para asegurar que las acciones sean más eficaces.

a.No podemos desconocer que nuestro enemigo Satanás no pierde tiempo para atacarnos (Cf. 1 Pedro 5:8)

b.Nuestro adversario espiritual está a la espera de que nos descuidemos para atacarnos.

b.1. Los ataques de Satanás buscan la mayor destrucción en nuestra vida personal y espiritual.

b.2. El enemigo espiritual nos ataca aun cuando lo ignoremos o no nos metamos con él.

1.3. No podemos desconocer que estamos inmersos en una batalla que involucra las dimensiones del bien y del mal.

1.4. Muchos ministros cristianos en Latinoamérica coinciden en asegurar por años nos ocupamos de “aplicar pañitos de agua tibia” a casos que, posteriormente, descubrimos eran posesión satánica o dominio territorial por parte de principados de maldad.

2. La Iglesia Cristiana debe asumir su papel protagónico en la tarea de compartir las Buenas Nuevas de Salvación a las almas, pero también, procurar su libertad cuando están bajo cautividad.

2.1. El pastor Ed Murphy, autor del Manual de Guerra Espiritual, uno de los textos más completos que se haya escrito sobre el tema, señala que no podemos seguir tan ocupados en la construcción de grandes edificios, organizando encuentros de fraternidad e incluso, peleándose unos con otros por aspectos denominacionales, sino volver la mirada sobre quien es nuestro verdadero enemigo: Satanás.

2.2. Si Satanás tiene un avance de tanta magnitud hoy día, es porque lo dejamos a un lado y él aprovecha el descuido (Cf. Juan 10:10).

a. Mientras dormimos, él sigue adelante en su estrategia de robar, matar y destruir.

b. El mundo necesita que le presentemos a un Dios de poder que no tiene límites y pongamos al descubierto, las estrategias y acciones que desarrolla el adversario espiritual.

b.1. El mundo debe conocer que gracias a la obra del Señor Jesús, ahora somos libres y podemos disfrutar de esa libertad en todas las áreas de nuestra vida (Cf. Colosenses 1:13, 14)

b.2. No podemos olvidar que Satanás está interesado en nuestra destrucción, a menos que asumamos autoridad en Cristo.

c. Debemos recordar siempre que nuestro amado Salvador Jesucristo vino a deshacer las obras del diablo (Cf. 1 Juan 3:8 b)

2.3. El ministerio del Señor Jesús estuvo marcado por hacer el bien, libertar a los cautivos por el diablo y sanar a los enfermos (Cf. Hechos 10:38). Como Iglesia Cristiana no podemos hacer menos que asumir un compromiso decidido en la lucha contra el mundo de las tinieblas.

II. Como pastores, obreros, líderes y cristianos comprometidos debemos hacer un alto en el camino y preguntarnos,¿Qué estamos haciendo?

1.- Es urgente hacer un alto en el camino y preguntarnos qué estamos haciendo frente a los ataques inmisericordes que libra el mundo de las tinieblas contra la Iglesia de Jesucristo.

1.1. Es probable que hayamos asumido una posición pasiva frente a los avances del mundo de las tinieblas.

1.2. Como parte del liderazgo de la iglesia cristiana no podemos desconoce ni eludir el compromiso que tenemos de alertar a los creyentes sobre la situación que estamos viviendo (Ezequiel 13:3-5).

1.3. Los cristianos somos atalayas y, además de advertir sobre los ataques del mundo de las tinieblas, asumimos un papel fundamental como intercesores (Ezequiel 22:30)

a. Es probable que nuestras oraciones se limiten a una relación corta de unas cuantas palabras con Dios, centrada en nuestras propias necesidades.

b. Como intercesores, debemos clamar por el pueblo de Dios.

1.3. Autores cristianos como el teólogo norteamericano, Dean Sherman, dejan claro que la

Guerra Espiritual no es un finen sí misma, sino el medio para llegar a ese fin: Proclamar las Buenas Nuevas de Salvación y ministrar liberación a los cautivos. Jesucristo nos dio la autoridad.

1.4. Ignorar a Satanás para no alborotarlo, ni significará que se quedará quieto. Él seguirá tras nosotros para causarnos daño (Cf. 1 Pedro 5:8)

2. Es necesario pasar de una actitud defensiva, que caracteriza a la iglesia hoy día, a una posición ofensiva, de ataque, para recobrar los territorios que hoy dominan las tinieblas (Cf. Santiago 4:7)

2.1. Debemos recordar que Satanás sabe quién es quien. Sabe si usted asumió autoridad en Cristo para resistirlo o por le contrario, permanece pasivo y con un bajo nivel en materia espiritual.

a.Una ilustración práctica de que Satanás sabe quién es quien en el ámbito espiritual, la encontramos en el capítulo 19 del libro de los Hechos de los Apóstoles (Cf. Hechos 19:15, 16).

b.Satanás sabe cuando estamos caminando de la mano del Señor Jesús, en fidelidad a Dios, y se mantiene sobre el límite.

b.1.Nuestro adversario no desaprovechará cualquier descuido.

b.2.La Biblia es clara cuando advierte que Satanás sabe quién le resiste y quién permanece pasivo.

2.2. El autor y conferencista cristiano, Derek Prince, señala que la Iglesia Cristiana tiene la enorme responsabilidad de enfrentar a Satanás y sus huestes porque somos los únicos a quienes Cristo ha encomendado el discernimiento y las armas espirituales que pueden darnos la victoria”.

III. Es necesario que conozcamos contra qué enemigo estamos librando una batalla permanente

1. La maldad es la esencia de los pensamientos y acciones de nuestro adversario espiritual: Satanás.

2. La naturaleza de Satanás se orienta a la destrucción de la obra más grande de Dios: usted y yo. A pesar de nuestros pecados, nos amó tanto que en Su Hijo Jesús trajo redención (Cf. Juan 3:16)

3. Desde un comienzo, Satanás dejó anidar la maldad en su corazón. Se llenó de orgullo y ambición (Cf. Isaías 14:11-17).

3.1. Su propósito fue llegar al mismo nivel de Dios.

3.2. Satanás y sus seguidores fueron literalmente echados de la dimensión espiritual en la que servían a Dios.

3.3. Cuando se rebeló Satanás, y salió de la esfera celestial, entró a una dimensión hasta ese momento novedosa: el mundo de las tinieblas, producto de la separación de Dios.

3.4. Desde el mundo en que fue desechado, Satanás emprendió una avanzada encaminada a destruir el género humana y la creación de Dios (Cf. Génesis 1:1).

a. La mayoría de los estudiosos de las Escrituras coinciden en señalar que ese desbarajuste de connotaciones universales se produjo como consecuencia de la rebeldía de Satanás.

b.Es el pecado que anida en hombres y mujeres sin Cristo, lo que concede “derecho legal” a Satanás para seguir gobernando.

4. Cuando Satanás y sus huestes fueron echados del mundo celestial, hicieron de la tierra su centro de operaciones (Cf. Apocalipsis 12:7-9)

a.Los ángeles caídos se convirtieron en el ejército de Satanás.

b.Las huestes de Satanás cumplen sus órdenes en un muy bien estructurado esquema jerárquico (Cf. Efesios 6.12)

5. Si bien es cierto Satanás tuvo un lugar de privilegio en la presencia de Dios, tenía poder y lo ejercía sobre la creación, traicionó a su Creador y acarreó con las consecuencias (Cf. Ezequiel 28:11-19)

5.1. El texto evidencia que Satanás estuvo en Edén, con dominio universal hasta tal punto que se movía “entre las estrellas”.

5.2. Satanás gozó de enormes privilegios hasta que el pecado anidó en su corazón. Y el pecado se unió a la violencia, que es la misma que despliega contra la creación de Dios.

5.3. Dejó de lado la sabiduría que le asistió cuando fue creado y cayó en la insensatez, obrando con locura.

6. Satanás se mantiene en una actitud de guerra permanente.

6.1. Satanás ha desplegado su ataque sobre todo lo creado y las Escrituras le identifican como el Dios de este siglo (Cf. 2 Corintios 4:4)

6.2. El propósito indeclinable de Satanás es frustrar el plan eterno de Dios para la humanidad (Cf. Isaías 14:13; Ezequiel 28:17; 1 Timoteo 3:6).

6.3. Desde su posición, Satanás sigue siendo un acusador nuestro (Job 1-2; Zacarías 3; Lucas 22:31; Apocalipsis 12:10).

6.4. La Biblia hace más de 300 alusiones a la existencia de Satanás y sus huestes.

a. El nombre Satanás significa “adversario, enemigo” (Cf. Mateo13:39, 1 Pedro 5:8).

b. Una traducción de Diablo es “Calumniador, tentador” (Cf. Lucas 4:2).

c. Lucifer— que es otra de las designaciones como se le conoce universalmente — , es vertido al español como “ángel de la luz", que trae engaño.

7. Satanás nos ataca permanentemente (Cf. Lucas 22:31), pero está vencido (Cf. 1 Juan 3:8)

7.1. En el monte del Gólgota, nuestro Salvador Jesucristo, avergonzó a Satanás, exhibiéndolo públicamente derrotado (Cf. Colosenses.2:15; 1 Juan 4:4).

7.2. No hay razón para que los cristianos estemos de nuevo sujetos a la esclavitud, ya que por la redención del amado Hijo de Dios (Colosenses 1:13).

Cuando comprendemos el origen de Satanás, su rebeldía para con Dios y de qué manera opera en el mundo, lo reconocemos como nuestro enemigo. Ahora bien, en la propia Palabra hallamos noticias alentadoras: Jesucristo ya lo venció y nos corresponde— a usted y a mi— ejercer autoridad sobre su gobierno de maldad.

IV. El Reino de Dios y el mundo de las tinieblas libran la batalla en la dimensión espiritual, aun cuando afecta el mundo físico

1.- En todo el universo creado se operan dos mundos claramente definidos: el Reino Natural y el Reino Espiritual.

1.1. El ejército de las tinieblas se constituyó a partir de la tercera parte de los ángeles que se rebelaron junto con Satanás (Cf. Apocalipsis 12:7-9)

a.Se trató de un enfrentamiento cósmico sin precedentes y que sobrepasa nuestro nivel de comprensión.

b.Satanás en la tierra se dispuso a generar condiciones para que el género humano, a través de la historia, cayera en pecado y se dejara arrastrar por sus inclinaciones de maldad, con el fin de tener él mismo poder.

c.Satanás sabe que nuestras vidas son muy importantes para Dios, y por eso quiere tener control para llevarnos a la perdición eterna.

1.2. Los cristianos del primer siglo tenían claro que libraban una batalla contra el mundo espiritual de maldad (Cf. Efesios 6:10-12)

1.3. Los cristianos del primer siglo estaban preparados para librar esa batalla.

1.4. El apóstol Pablo advirtió a los creyentes del primer siglo y a nosotros hoy, sobre la necesidad de asumir una actitud de guerra contra el mundo de las tinieblas (1 Pedro 5:8, 9)

1.5. Como cristianos comprometidos (Cf. 1 Pedro 5:8, 9) en la guerra espiritual es necesario que asumamos tres fundamentos:

a.Sometimiento a Dios

b.Resistir al diablo

c.Enviarlo en huida, que no es otra cosa que en derrota

1.5. No tendremos éxito en la Intercesión y Guerra Espiritual a menos que haya sometimiento a nuestro amado Padre celestial en cuerpo, alma y espíritu.

2.Nuestro adversario espiritual ataca al pueblo cristiano 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año.

2.1. Satanás crea el escenario para que caigamos en pecado (Cf. Mateo 4:8, 9)

2.2. Nuestro cuerpo físico libra una batalla interna contra el pecado, inclinación de la que se aprovecha Satanás (Cf. 1 Corintios 15:40)

2.3. Dios es quien nos ayuda en la batalla, porque Él está del lado nuestro cuando asumimos una actitud ofensiva (de ataque) contra el mundo de las tinieblas (Cf. 2 Reyes 6:14-17)

3.Cuando nos movemos en la dimensión espiritual, que es la dimensión de Dios, podemos comprender el alcance de la batalla que libramos contra el mundo de las tinieblas (Cf. 1 Corintios 2:13, 14)

3.1. Cuando no hay tal discernimiento, se produce el rechazo y se avivan las polémicas comunes hoy en contra de los cristianos.

3.2. En la medida en que hayan enfrentamientos entre cristianos por temas con la Intercesión y Guerra Espiritual, nuestro adversario Satanás tomará ventaja.

a.El propio Señor Jesús reconoció que estamos enfrentando constantemente a Satanás y sus huestes que gobiernan hoy el mundo bajo el pecado (Cf. Juan 12:31)

b.El Señor Jesús dejó claro que Satanás en el eterno presente de Dios, no solo está derrotado sino que ya ha sido juzgado (Cf. Juan 16:11)

4. Cuando comprendemos los dos Reinos que batallan por nuestra alma (refiriéndonos a la integralidad del ser), comprendemos la urgente necesidad de guardar fidelidad delante del Señor para ser eficaces en la guerra contra el mundo de las tinieblas.

Conclusión:

Los cristianos estamos llamados a librar poderosas batallas espirituales pero no en nuestras fuerzas sino en el poder de Dios. Si avanzamos tomados de la mano de Jesús, tenemos asegurada la victoria. Para lograrlo es esencial que caminemos prendidos de la mano de Aquél que nos creó para ser más que vencedores.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=6313


Publicado en: Sermones

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar