Limpie su alma de sentimientos negativos que destruyen

Dios es quien produce la transformación que anhelamos en nuestro mundo interior

1.- Lectura Bíblica: Lucas 6:45

2.- Versículo para memorizar:

“El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla su boca.” (Lucas 6:45 La Biblia de Las Américas)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Su propietario la bautizó con el nombre del “Pozo de los antiguos misterios”. Y uno imaginaría cualquier cosa menos una pequeña propiedad, con una casa de múltiples colores, en cuyos alrededores su propietario, Ishmael Bermudez, de 65 años, ha venido excavando por casi medio siglo. Su titánica labor le ha permitido encontrar objetos tan fuera de serie como artículos usados en rituales de culturas precoloniales, fósiles de humanoides, materiales prehistóricos, y lo que él llama la fuente de la eterna juventud: un manantial natural de agua.

La estructura se encuentra a dos cuadras de la congestionada Avenida Brickell, rodeada de gigantes rascacielos, lujosos bares y restaurantes, y justo al frente de una estación del Miami Metrorail. ¿Cuánto tiene ese maravilloso espacio? Tan solo 5,000 pies cuadrados. A precios de hoy está valorado en más de $1.8 millones. Aun cuando constructores de la zona le han ofrecido compra, Ishmael no está interesado en venderla.

“No hay suficiente dinero que pueda comprar lo que hay en esta tierra, porque simplemente es invaluable” dice con un tono firme “¿Como se le puede poner precio a la historia de la humanidad? ¡No lo hay!” asevera.

Este sexagenario es colombiano. Hijo de padre estadounidense, militar, estadounidense descendiente de las tribus Navajo y Pueblo. Su progenitor le enseñó desde muy pequeño a aferrarse a sus raíces ancestrales. Eso lo motivó a convertirse, desde la infancia, en arqueólogo aficionado.

En esa pequeña propiedad, a los 19 años, excavó una fuente hídrica. “Desde entonces el agua no ha parado de fluir”, dice Ishmael mientras muestra el sistema rústico de mangueras que extraen el líquido desde lo profundo de la tierra; se sirve un poco en un vaso de cristal, y lo bebe sin pensarlo dos veces. “Aparte de ser sagrada, ésta agua también es rica en minerales, y libre de cualquier tóxico”, explica. “Es por eso que quienes la tomamos nos mantenemos sanos”.

En la casita mantiene una exposición permanente de los objetos encontrados durante todo este tiempo. Ama la tierra, el medio ambiente y se considera uno de sus más aguerridos defensores.

¿Le pareció interesante la historia? Personalmente creo que es una de las más curiosas que he leído en los últimos años. Él profundiza en la tierra para sacar lo que por años ha estado oculto, y que aflora cuando menos lo esperamos.

¿Sabía que igual ocurre con nosotros? El ser humano piensa y actúa con fundamento en lo que hay en lo recóndito de su corazón. El Señor Jesús enseñó que “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla su boca.” (Lucas 6:45 La Biblia de Las Américas)

Si en su interior hay rencor, resentimiento, amargura, desesperanza y otro conjunto de emociones y sentimientos dañinos, eso será en suma lo que usted pensará y expresará. Cada quien saca del pozo profundo de su alma, lo que hay oculto.

El único que puede transformar nuestro mundo interior es Jesucristo. El proceso comienza cuando reconocemos que quizá hay algo malo dentro de nosotros y nos disponemos para cambiar. En el proceso no estamos solos. Jesús el Señor desea ayudarnos. ¿Qué hacer? Abrirle las puertas de nuestro corazón. Es esencial que lo hagamos.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Guarda rencor y resentimiento en su corazón?

b.- ¿Qué ha motivado el que usted guarde esos sentimientos en su corazón?

c.- ¿Ha pensado en las consecuencias que se derivan de los sentimientos destructivos en su vida?

d.- ¿Ha pedido a Dios ayuda para superar sentimientos dañinos?

Una meta para hoy: Pedirle a Dios que produzca sanidad en mi mundo interior para no dañar mi vida, la de mi familia y la de quienes nos rodean.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2929


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Descubra el peligro de las películas de terror “He venido escuchando últimamente que ver películas de terror es peligroso. Y me inquieta porque tengo dos hijos adolescentes a los que les gustan [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar