¿Le preocupa que la juventud se inicie sexualmente a muy temprana edad?

Como padres debemos generar diálogo con nuestros hijos

1.- Lectura Bíblica :

2.- Meditación familiar:

Nuestros jóvenes no son los de antaño y tampoco se parecen a los chicos y chicas de nuestra generación. Todo ha cambiado. Tal vez quienes nos quedamos suspendidos en el tiempo somos usted y yo. Por ese motivo nos sorprende que ellos se inicien sexualmente a más temprana edad. Al mismo tiempo, que se quejen de la distancia cada vez más grande con sus padres. Se levantaron barreras y la comunicación no es tan fluida. Por ese motivo, buscan respuestas a sus inquietudes en la Internet y en sus amistades.

El asunto, sin duda, se debe a que dejamos de lado los principios bíblicos; dado que ya no hay fundamentación Escritural en las nuevas generaciones, se están dejando arrastrar por la mundanalidad que cada día cobra más fuerza.

Una investigación del Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana, realizada entre 10 mil jóvenes en Colombia, reveló que el 72 % de los hombres menores de 18 años no ha tenido relaciones con penetración completa, en contraste con el 28 % que aseguró que si. En cuanto a las mujeres, el 82 % no ha iniciado su vida sexual, contra un 18 % que dijo lo contrario.

La situación es preocupante porque constituye un reflejo de lo que ocurre en Latinoamérica. Nuestra juventud encuentra en el sexo fácil, sin responsabilidad, una práctica cada vez más común que está ligada a la proliferación de embarazos, abortos y contagio de enfermedades.

¿A qué se debe toda esta conjunción de problemas? Al progresivo distanciamiento que experimenta la juventud en la relación con sus padres. Hoy día cada quien vive a su manera, como mejor considera. No hay tiempo para dialogar, pero sí lo hay para estar prendidos de un teléfono celular o de las redes sociales.

Ahora, el curso de la historia que está teniendo la humanidad y en particular, el futuro incierto de nuestros jóvenes, llama a hacer un alto en el camino y emprender una nueva dirección, fundamentada en principios y valores.

Desde la antigüedad nuestro amado Dios advirtió sobre la necesidad de educar a las nuevas generaciones acerca de principios de vida sanos, de guardar equilibrio y sujeción a los mandamientos: “Para que [...] sepa [las Palabras de Dios] la generación venidera [...]; y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos, a fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios; que guarden Sus mandamientos.” (Salmos 78:6,7)

Orientar a nuestros hijos en fundamentos para su desenvolvimiento moral y social, es una responsabilidad que no podemos eludir. Dios nos instruyó y, nosotros, estamos llamados a transmitir esos principios a nuestros hijos.

Al respecto el rey David escribió: “Venid, hijos, oídme; el temor [la veneración] del Señor os enseñaré.” (Salmos 34:11)

La familia es esencial, como también lo es la necesidad de tomar tiempo para el diálogo con nuestros hijos. Es prioritario que, en medio de las ocupaciones diarias, saquemos tiempo para ellos, para generar puentes de diálogo y de amistad, al tiempo que el acercamiento contribuya a disponer el ambiente para acercarnos a sus problemas, y responder a sus inquietudes.

Los hijos deben ver en sus padres a los amigos cercanos en quienes pueden confiar. Si no nos hemos ganado esa confianza, es hora de generar las condiciones.

Las prácticas sexuales no deben representar un aspecto vedado. Por el contrario, son temas que se deben abordar a nivel familiar y recordarles que Dios trazó pautas claras, contenidas en la Biblia. Es el comienzo para retomar el curso de implantar semillas de moralidad en adolescentes y jóvenes.

Y en medio del proceso, Jesucristo debe gobernar nuestros corazones. Él debe ocupar el primer lugar en nuestra vida y en la familia. Cuando esto ocurre, experimentamos cambios que nos llevan a mantener mejores relaciones, pero además, sentar hoy las bases para un futuro de realización y éxito para nuestros hijos, con pautas morales que les permitan vencer las tentaciones del mundo. ¡Ábrale hoy las puertas de su corazón a Jesucristo!

3.- Oración familiar:

“Amado Dios, cada día necesitamos tú sabiduría para saber desenvolvernos en todas las áreas. Danos la humildad necesaria para reconocer que no tenemos todas las respuestas a los interrogantes de nuestros hijos, y que es a Ti a quien debemos acudir en procura de orientación.”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Generaré espacios de diálogo con mis hijos de manera tal que, si tienen interrogantes sobre cualquier tema, me lo puedan consultar a mí como padre o como madre, antes que a otras personas o fuentes que los pueden desorientar.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: https://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7186


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | | | | |








Los artículos más leídos

El juego sano ayuda a integrar a la familia ¿Cuánto tiempo toma diariamente — o al menos en la semana — para hacer un alto en el camino, divertirse con un juego sano e involucrar en esta actividad [...]
navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
¿Cómo ayudarle a su pareja cuando enfrenta conflictos de trabajo? “Alguna vez pensé que todo iba a ser distinto cuando Jairo cambiara de trabajo. Pero no ha sido así. Allí donde se encuentra ahora, aun cuando es un buen [...]
Dos pasos para un milagro: Orar y creer… “Pero Jesús la tomó de la mano y le dijo: — ¡Levántate niña!. Ella volvió a la vida e inmediatamente se levantó. Sus padres estaban muy [...]
familia
Estimular a los hijos ¿podría resultar contraproducente? “Estaba hace pocos días diciéndole a mis hijos lo valiosos que eran y las enormes capacidades que tienen, provistas por Dios. Una prima que me escuchó, me [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio

clic para cerrar