La paz interior que anhela proviene de Dios

Perdonar nos permite experimentar paz interior

1.- Lectura Bíblica : Juan 14:27-30

2.- Versículo para Memorizar:

‘‘Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo.” (Juan 14:27, Nueva Traducción Viviente)

3.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Su madre lo sorprendió justo cuando iba a saltar del quinto piso del edificio de apartamentos donde residían. Lucas tenía, en aquél momento, diecinueve años y trabajaba como mensajero en una tienda. ‘‘¿Qué haces?", le preguntó angustiada cuando comprendió lo que estaba a punto de ocurrir. Fue una pesadilla que se desenvolvió en cuestión de segundos.

Una hora después, cuando logró disuadirlo, se tomaron una taza de café y hablaron con calma sobre el problema. ‘‘No soporto la situación. Alberto, el administrador, me mantiene al borde de la desesperación con tanta exigencia", confesó el muchacho.

Buscaron salidas. Renunció a su empleo y se dio a la tarea de encontrar otro que se ajustara al horario que tenía dispuesto para cursar su formación universitaria. El médico recomendó internarlo en la clínica, mientras que un pastor amigo les sugirió abrir las puertas de su corazón a Jesucristo.

Realmente fue la salida a mi crisis— reconoció Lucas quien hoy asiste a una iglesia cristiana y asimiló en su vida principios y valores que le han permitido alcanzar paz interior.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, uno de cada cinco empleados padece una enfermedad mental como depresión o ansiedad; a su vez esas afecciones afectan su desenvolvimiento laboral porque generalmente tienen dificultades para controlaras. Quienes enfrentan esta situación suelen perder días de trabajo y muchos terminan bajo condiciones de incapacidad.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, explica que ‘‘El porcentaje de trabajadores expuestos a estrés relacionado con el trabajo, o presión laboral, ha crecido en los últimos diez años. Bajo el clima económico actual, cada vez más personas están preocupadas por la seguridad del empleo” (Agencia Reuters, 13/12/2011)

La Organización Mundial de la Salud precisa que la depresión con todas las consecuencias que arrastra, es una de las principales causas de discapacidad y estiman los especialistas que para el año 2020 será la segunda enfermedad más frecuente. Hoy día, por ejemplo, tratar el 40% de europeos que enfrentan altas cargas de depresión, le cuesta a los gobiernos alrededor de 1,2 billones de euros.

Factores externos como internos, alimentan estados como la desesperación, la incertidumbre, la angustia y, al final de la cadena, la depresión que estiman muchos siquiatras, es un aliciente para el suicidio. Es comprensible que la ciencia tenga hoy una respuesta en los medicamentos, para aquellos que enfrentan problemas mentales. No obstante, si vamos a la Biblia encontramos que muchos desequilibrios obedecen a una descompensación en materia espiritual.

El Señor Jesús anticipó la fórmula para atender las consecuencias de los problemas mentales del hombre moderno, cuando dijo: ‘‘Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo. Recuerden lo que les dije: me voy, pero volveré a ustedes. Si de veras me amaran, se alegrarían de que voy al Padre, quien es más importante que yo. Les he dicho estas cosas antes de que sucedan para que, cuando sucedan, ustedes crean.” (Juan 14:27-30 , Nueva Traducción Viviente)

La armonía interior, esa que no propicia la ciencia y que muchos andan buscando por muchos caminos, se encuentra en Dios. Una relación con Él, se refleja en equilibrio en todas las áreas de nuestra vida, y cuando hay balance, las emociones encontradas no podrán robarnos la tranquilidad cualquiera que sea la circunstancia.

Andar de la mano de Jesucristo, he ahí la respuesta. Es una decisión personal. Nadie nos obliga; ni Dios mismo porque Él es muy respetuoso. No obstante, si le abre las puertas de su corazón, puedo asegurarle que el Señor transformará su existencia. Él quiere hacer algo nuevo en su vida, pero depende de usted el recibirle en su corazón como único y suficiente Salvador. Traerá paz a su mundo interior; Él le mostrará el camino para salir del laberinto de desesperanza en el que se encuentra.

4.- Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- ¿Ha descubierto qué le roba la paz en su vida?

b.- ¿Alguna vez pensó acudir al suicidio como salida a las crisis que enfrenta?

c.- ¿Ha reflexionado que las salidas desesperadas son las más inadecuadas ante los conflictos?

d.- ¿Entregó en manos de Dios los conflictos que enfrenta hoy a nivel personal y familiar?

Es tiempo de descansar en Dios quien nos asegura la victoria en todas las circunstancias.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=2152


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:







Los artículos más leídos

navidad
Cómo realizar la Novena Cristiana de Navidad Unos están a favor de adornar la casa con motivos alusivos a la navidad, reunirse en torno al pesebre, recordar el milagro de la redención y concluir un [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Hay un propósito de Dios para su vida Infinidad de personas en todo el mundo no encuentra hoy sentido a su existencia. Pasan los días sin pena ni gloria, lo que torna tortuosa su existencia. [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar