La historia del fracasado que llegó a ser bendecido por Dios

Dios desea que recibamos bendiciones y nos elevemos siempre a nuevos niveles.

Base Bíblica: 1 Crónicas 4:9-10

Introducción:

El propósito de Dios para nuestras vidas es que experimentemos bendiciones. Ha sido así desde el principio de la creación. Y tenemos acceso a esas bendiciones cuando nos movemos en Su voluntad y permitimos que obre para su honra y gloria. Con base en la Palabra de Dios, le invito a tener en cuenta lo siguiente:
  • Dios tiene bendiciones para nosotros que quizá no hemos reclamado.
  • Hay quienes piensan que Dios se molestará si le pedimos grandes bendiciones (Mateo 7:7; Santiago 4:2)
  • Bendición es pedir o recibir un bien sobrenatural (Proverbios 22:9)
La vida de Jabes es un ejemplo fehaciente de alguien que se propuso ser bendecido, y en esa dirección, elevó su oración a Dios.

I.- JABES DECIDIÓ CAMBIAR EL CURSO DE SU HISTORIA CON AYUDA DE DIOS (v. 9)

1.- La disposición del corazón de Jabes marcó la diferencia en su vida y en la de otras personas (v. 9 a)

“Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos”
  • El nombre ejerce, según los judíos, influencia en su vida.
2.- Las circunstancias adversas de Jabes  no determinaron su destino (v. 9 b)

“…porque lo di a luz con dolor”

3.- Jabes entendió que Dios tenía algo más para él.

II.- JABES DECIDIÓ PEDIR LAS GRANDES BENDICIONES DE DIOS (v.10)

1.- Un distintivo de Jabes; creía en el poder que libera la oración a Dios (10 a)

2.- Jabes tenía una visión grande y pidió la bendición de Dios para alcanzarla (v. 10 b)

“Oh, si en verdad me bendijeras, ensanchares mi territorio…”
  • Orar por el enseñanchamiento del territorio es pedir un milagro.
3.- Jabes dependió del poder de Dios (v. 10 c.)

“…si tu mano estuviera conmigo.”

4.- Jabes pidió la protección de Dios (v. 10 d; 2 Corintios 10:4)

“… si me guardares del mal”

III.- COMO JABES, PODEMOS MOVERNOS EN LA DIMENSIÓN DE LAS BENDICIONES

1.- Todavía falta un largo camino por recorrer (Filipenses 3:13, 14; 2 Corintios 5:9, 10)

2.- Lo único que interrumpe las bendiciones de Dios es el pecado nuestro.

3.- Llegamos a la grandeza cuando dependemos de Dios (Efesios 1:3; Isaías 59:1)

Conclusión:

Jamás pierda de vista el hecho de que el propósito eterno de Dios para usted son las bendiciones. No desmaye. Simplemente confíe. Dios hará Su parte. Recuerde que cuando caminamos con el Señor, las bendiciones no escasean, por el contrario, constituyen una fuente inagotable. Bienvenidos a esa vida de poder que el Señor tiene para usted.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9722


Publicado en: Sermones

Etiquetas: | | | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

La Resurrección de Jesús, paso a una vida victoriosa Muchas personas no alcanzan a comprender la grandeza de la obra redentora de Jesús. Fue a la cruz con dolor para llevar sobre su cuerpo nuestros pecados, pero [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
No guarde rencor hacia su cónyuge “Por lo tanto, si presentas una ofrenda en el altar del templo y de pronto recuerdas que alguien tiene algo contra ti, deja la ofrenda allí en el altar. [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar