El mundo necesita expositores de la Biblia comprometidos

Se requieren expositores bíblicos comprometidos.

En una sociedad descompuesta por el pecado en sus múltiples manifestaciones, se requiere con urgencia de expositores bíblicos comprometidos con el ministerio.

¿Predicadores? No, expositores de la Palabra, que es distinto. Le explico por qué:
  • Muchos de quienes se llaman predicadores, no desarrollan su doctrina con fundamento en la Biblia.
  • Muchos de quienes se llaman predicadores, no se toman el trabajo de estudiar a fondo el pasaje o versículo que van a exponer.
  • Muchos de quienes se llaman predicadores, toman un versículo como base, pero su exposición gira en torno a un tema diametralmente opuesto.
  • Muchos de quienes se llaman predicadores, procuran edificar un reino en torno a ellos mismos, en el que prima el ministerio del hombre, y dejan de lado honrar y glorificar al Dios que sirven.
El expositor bíblico toma su fundamento en la Escritura. Enseña lo que ella enseña. Aquello que transmite tiene un carácter  Cristocéntrico y jamás pierde de vista la realidad:"Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido."(Lucas 19:10| RV 60)

Cuando nos distanciamos de ese norte, nos convertiremos simplemente en predicadores, que dicho sea de paso, abundan por doquier.

Predicar en el poder del espíritu

¿Por qué razón hay tan poca eficacia entre nuestros expositores hoy día? Porque desarrollamos el ministerio en nuestras fuerzas y no en el poder del Espíritu Santo.

El Señor Jesús impartió claras instrucciones a sus discípulos, que siguen vigentes:
”...pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” (Hechos 1:8| RV 60)
Cuando lo hacemos, el poder transformador de Dios se manifiesta en las personas a las que les compartimos la Palabra.

Todo creyente es un instrumento en manos de dios

Si bien es cierto la tarea de exponer el contenido de las Escrituras es responsabilidad, inicialmente de pastores, obreros y líderes, es evidente que el encargo tiene un mayor alcance y es a todo creyente. Quienes reciben a Jesús como su Señor y Salvador pueden y deben constituirse en poderosos instrumentos en las manos de Dios:

 "Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio." (Hechos 8:4 | RV 60)

Es exactamente lo que ocurrió cuando en Jerusalén se desató una persecución sin precedentes contra los nuevos creyentes.

Enseñaban la Palabra y, además de que tenían convicción, los animaba la pasión por alcanzar a otros. ¿No es acaso lo que requerimos hoy de nuestros expositores de la Biblia?

Enseñar la Palabra. Es lo que sintetiza la principal filosofía de quienes tienen la misión de predicar desde un púlpito o en grupos pequeños.

El propósito, por supuesto, es que el ministerio sea eficaz.

Formar cristianos bibliocéntricos

Si Jesucristo es la brújula de nuestra vida y ministerio, desde los púlpitos debemos formar cristianos Bibliocéntricos. Que todo lo que aprendan y, a su vez enseñen, transfiera la esencia de las Buenas Nuevas de Salvación.

Los creyentes de Berea fueron edificados sobre ese cimiento:
"Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.” (Hechos 17:10-11 | RV 60)
Cabe aquí que nos preguntemos:

¿Dependemos de Dios en oración antes de sentarnos a preparar un sermón bíblico?

¿Estamos siendo responsables en las enseñanzas que transmitimos desde un púlpito?

¿Tomamos el tiempo suficiente para auto evaluarnos, después que exponemos un mensaje?

¿Oramos por las almas que escucharon el mensaje que Dios nos permitió compartir?

Solamente ustedes y yo tenemos las respuestas a estos interrogantes…

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=10094


Publicado en: Estudios Bíblicos

Etiquetas: |








Los artículos más leídos

¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Dios desea obrar milagros en su vida.
Reciba milagros conforme a su fe Los milagros ocurren en nuestro tiempo. Aun cuando haya quienes dudan, el poder sobrenatural de Dios sigue manifestándose. De hecho, Él dijo a través del [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
No traiga a casa los problemas de la oficina 2.2.- Que al término del Grupo Familiar los concurrentes admitan lo perjudicial que resulta para la relación familiar desahogar las frustraciones laborales [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar