El Dios que oye las oraciones familiares

El Dios de poder en el que hemos creído, escucha las oraciones de la familia.

1.- Lectura Bíblica: Salmos 34:1-8

2.- Meditación familiar:

Piense por un instante en las circunstancias de la cotidianidad. ¿Qué producen en su vida? ¿Le mueven el piso? ¿Lo llevan a tambalear y pensar que no hay esperanza? Es lo que explica el que uno de los políticos y críticos más promisorios de Italia escribiera una nota desalentadora en su blog, minutos antes de dirigirse parsimoniosamente hasta la Catedral Notre Dame, en París, para quitarse la vida cuando apenas comenzaba la tarde…

La desesperación, la desesperanza, la incertidumbre, la sensación de vacío y de que nada tiene sentido. ¿La he ocurrido alguna vez? ¿Esa sensación de desolación tocó a algún miembro de su familia? Sin duda que sí.

Tal vez a nuestro cónyuge, o a nuestros hijos. Y es justo cuando atravesamos por situaciones así, que debemos recordar el llamamiento que hace el libro de los triunfadores, la Biblia, a depositar toda nuestra confianza en Dios.

El rey David escribió: “Alabaré al Señor en todo tiempo; a cada momento pronunciaré sus alabanzas. Solo en el Señor me jactaré; que todos los indefensos cobren ánimo. Vengan, hablemos de las grandezas del Señor; exaltemos juntos su nombre.” (Salmos 34:1-3. NTV)

Las circunstancias— si lo miramos a la luz de las Escrituras— no deben desestabilizarnos. Esto sólo es posible si estamos sólidamente comentados. Confiar en Dios sabiendo que Él tiene control de todas las circunstancias y nos ayuda.

¿Es natural sentirnos mal cuando las circunstancias adversas tocan a nuestra puerta? Por supuesto que sí. Dios nos concibió con sentimientos y emociones. No obstante, si sentimos que no tenemos fuerzas para avanzar, es necesario volvernos a Dios en oración.

En medio de las crisis, el rey David sabía que el camino era buscar al Señor en intimidad: “Oré al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores. Los que buscan su ayuda estarán radiantes de alegría; ninguna sombra de vergüenza les oscurecerá el rostro.” (Salmos 34:4, 5. NTV)

Si oramos, lo hacemos con la convicción de que el Señor es más fuerte que nosotros, nos mostrará la salida y proveerá las condiciones propicias para que salgamos victoriosos, cualquiera sea la dificultad que enfrentemos.

Otro aspecto fundamental que debemos tener en cuenta es que Dios escucha nuestras oraciones. No hay clamor que quede en el aire. Si caminamos en el temor del Señor, es decir, conforme a Su voluntad, todas nuestras peticiones llegarán a Su Presencia. Es un principio universal del Reino de Dios. Desconozco cuál sea su situación o la de su familia, pero puedo decirle: Dios responderá con poder.

Cuando vamos al libro de los ganadores que es la Biblia, encontramos que el rey David tuvo eco a su clamor: “En mi desesperación oré, y el Señor me escuchó; me salvó de todas mis dificultades. Pues el ángel del Señor es un guardián; rodea y defiende a todos los que le temen. Prueben y vean que el Señor es bueno; ¡qué alegría para los que se refugian en él!” (Salmos 34:6-8. NTV)

No hay circunstancia, por adversa que parezca, que nuestro amado Dios no pueda resolver. Basta que confiemos en Él. Sabe cómo hacer las cosas. Nos ayuda y nos lleva a la victoria, aun cuando parezca que los problemas son gigantes. ¡Nuestro Padre celestial hace posible lo imposible. Y si no ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga y comience a moverse en la dimensión sobrenatural de Dios.

3.- Oración familiar:

“Amado Dios, gracias por este nuevo día que nos regalas en familia. Te agradecemos porque es, por tu infinita misericordia, que avanzamos siempre hacia la victoria. Nada nos detiene. Tenemos siempre más de lo que necesitamos y pedimos. Hoy vamos a Tu Presencia para rogar, nos acompañes en las circunstancias difíciles que podamos estar atravesando. Nos sometemos a Tu voluntad. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

En adelante procuraré apartar un espacio de tiempo para orar con mi familia.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9210


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Descubra el peligro de las películas de terror “He venido escuchando últimamente que ver películas de terror es peligroso. Y me inquieta porque tengo dos hijos adolescentes a los que les gustan [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar