Declare bendiciones sobre su familia

Declare hoy y siempre bendiciones sobre su familia

1.- Lecturas Bíblicas : Proverbios 12:14; 18:20, 21.

2.- Meditación familiar.

¿Qué palabras usa diariamente para referirse a su cónyuge o a sus hijos? ¿Lo ha pensado con detenimiento? A través de lo que decimos glorificamos o, por el contrario, deshonramos a Dios. Hablar no es un mero ejercicio que hacemos al azar. Debe ser una actividad en la que conectamos el cerebro con nuestra boca.

El rey Salomón escribió hace más de 2.500 años lo siguiente: “Las palabras sabias producen muchos beneficios, y el arduo trabajo trae recompensas.” (Proverbios 12: 14 | NTV)

Lo que decimos bendice o maldice. En ese orden de ideas: ¿En qué términos debería referirse a los miembros de su amada familia? Y cuando ora, ¿de qué manera aludimos ante el Padre celestial al mencionar a nuestro cónyuge e hijos?

A Salomón, uno de los hombres más sabios de la historia, también se atribuye el siguiente texto:

“Las palabras sabias satisfacen igual que una buena comida; las palabras acertadas traen satisfacción. La lengua puede traer vida o muerte; los que hablan mucho cosecharán las consecuencias.” (18:20, 21| NTV)

Aprendemos entonces que hay vida en las palabras. Es un maravilloso recurso que nos ofrece Dios. Cuando tomamos conciencia de lo que significa pronunciar con los labios aquello que pensamos, es decir, lo que hay en el corazón, nuestras expresiones cambian.

Una de mas metas a fijarse en lo sucesivo, es orar declarando bendiciones sobre su círculo familiar.

Declare bendiciones sobre su esposo o esposa y sobre cada uno de sus hijos. Hay poder en sus palabras, así que bendiga a sus seres amados. Su vida personal, espiritual y familiar experimentarán un cambio sorprendente.

Si no ha recibido a Jesucristo como Señor y Salvador, es tiempo de hacerlo. Ábrale las puertas de su corazón a Jesús. Es el paso fundamental para iniciar el proceso de cambio y crecimiento permanentes que tanto anhela.

3.- Oración familiar :

“Dios de los cielos, gracias por este nuevo día. Agradecemos como familia tu provisión diaria y las bendiciones que recibimos. Concédenos la capacidad de modificar nuestra forma de hablar. Danos la oportunidad de declarar bendición y no maldición. Anhelamos honrarte con nuestra forma de pensar y de actuar. En tus manos sometemos este día. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy :

En adelante y con ayuda de Dios, declararé bendiciones sobre cada miembro de la familia.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=9217


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
El Estudio Bíblico Detallado (Lección 15) Para comenzar, le invitamos que los cumpla todos hasta que logre asimilar y dinamizar que se hace, es decir, cuál es el proceso. Esto le facilitará sus [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
Perdonar
Que la falta de perdón no le impida su relación con Dios “Y cuando estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenlo, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados.” [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar