¿Conoce el uso que sus hijos hacen de la Internet?

Esté atento al uso que sus hijos hacen de la Internet

1.- Lectura Bíblica: 2 Timoteo 3:15

2.-Meditación familiar:

¿Se ha preguntado alguna vez qué uso hacen sus hijos de la Internet? Si ha andado muy ocupado en sus quehaceres, le invito a hacer un alto en el camino y hacer esa sencilla evaluación. ¿Por qué motivo? Porque corren peligro. Piense, por ejemplo, que en el mundo actual se calcula que el 80% de las personas tienen posibilidades de conexión al ciberespacio.

En un país Latinoamericano el promedio el uso de la Internet es bastante considerable. Se estima que ocho de cada 10 personas tienen conexión. De cada 100 personas con posibilidades de accesar al ciberespacio, 54 ingresan todos los días.

Quienes más navegan son adolescentes y jóvenes con edades entre los 15 y 24 años. Los adultos que más entran a Internet, por su parte, tienen edades entre los 33 y 44 años. Otro dato interesante: Son más los hombres que las mujeres quienes se mantienen atentos de las actualizaciones de las Redes Sociales.

Una Encuesta de Cultura Digital difundida por la Agecia Colprensa, señala que el 84% de los hombres que se ciber-conectan, lo hacen para consultar su correo electrónico y enviar mensajes mientras que el 73% lo hace para consultar su actualización en Facebook o Twitter.

Lo trivial está primero— en cuanto a demanda — y, en un segmento amplio que ocupa el segundo lugar, se encuentra la consulta de buscadores, descargar música, leer blogs, periódicos o revistas.

En proporción muy pequeña quedan las consultas por motivos de trabajo, de estudio o de interés en cultura general.

Los padres debemos preocuparnos por el tiempo que pasan los hijos en la Internet, ya que podría convertirse en un hábito que no pueden controlar. Puede ser una adicción tan peligrosa como el alcohol o las drogas.

El mayor peligro para nuestros hijos lo representa el sexting, que es el tráfico de imágenes con alto contenido sexual. Cuando se encuentran expuestos, literalmente se contamina su mente; de paso, corren peligro sus vidas.

También hay quienes entran en contacto con ellos, se hacen pasar como menores de edad, y los inducen al sexo, les elevan propuestas inmorales, los inician en la pornografía, los acosan e incluso, y llegan al chantaje.

Los especialistas recomiendan:

“La comunicación y la confianza son las bases más sólidas para proteger a sus hijos de cualquier peligro. Así que preste atención a la actividad que tengan sus hijos en la Internet. Acompáñelos. Charle con ellos. Pregúnteles en dónde navegan. Adviértales sobre los peligros. No olvide que en las Redes Sociales, que son las de mayor preferencia, circula todo tipo de contenido que no es apto para menores de edad. Si son pequeños, no les permita navegar libremente, sin control. Podría perjudicarlos. Los podría exponer incluso a situaciones como el acoso sexual.” (Artículo: “Lo bueno y lo malo a solo un clic de distancia”. Revista Nueva. 29/08/2015. Colombia. Pg. 17)

Recuerde que tenemos responsabilidad sobre nuestros hijos, delante de la sociedad pero también ante Dios.

Aun cuando los hijos quieran navegar todo el tiempo, establezca reglas. Defínales a sus hijos horarios para utilizar la Internet, el tipo de páginas a las que pueden acceder, criterios claros en cuanto a los contactos que pueden establecer así como el tipo de información que reciben y envían.

Hágase amigo o amiga de sus hijos. Elimine esa barrera que los separa de ellos. Es una forma de evitar que caigan en los enormes peligros que encierra el ciberespacio.

Si tienen vinculación a Redes Sociales, insístales en que no es recomendable aceptar solicitudes de personas desconocidas. Edúquelos para que no compartan imágenes muy personales.

El panorama en cuanto a nuestra adolescencia y juventud –que hoy luce preocupante — puede cambiar. Basta que tomemos la firme determinación de formarlos en principios y valores cristianos. Esta sabia y sana cimentación les permitirá avanzar hacia su crecimiento personal y espiritual, pero además, prepararse para una vida victoriosa, conforme a la voluntad de Dios.

El apóstol Pablo puso de relieve esta enseñanza cuando escribió a su discípulo Timoteo: “Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.” (2 Timoteo 3:15)

Estas pautas bíblicas que orientan a los adolescentes y jóvenes respecto a su desenvolvimiento moral, les permite vencer las tentaciones y salir airosos en cualquier situación que pueda conducirlos a la fornicación o comportamientos indebidos.

El apóstol Juan escribió en el primer siglo una enseñanza que cobra especial vigencia en nuestro tiempo: “Os escribo a vosotros, padres, porque conocéis al que es desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os escribo a vosotros, hijitos, porque habéis conocido al Padre.” (1 Juan 2:13)

Nuestra familia es muy valiosa, y dentro de sus componentes, los hijos. Con ellos debemos mantener una buena comunicación y generar las condiciones para mantener una sólida y fluida amistad con ellos. Este fundamento facilitará que cuando enfrenten problemas o tengan dudas, nos hagan consultas y podemos orientarles oportunamente.

Hoy es el día para prestar atención a nuestra relación familiar, y de ser necesario, aplicar oportunos correctivos. Decídase hoy por concederle a Dios el primer lugar en su vida. Si Él toma control de sus pensamientos ya acciones, traerá transformación en el entorno familiar y mejorará la relación con el cónyuge y los hijos.

3.- Oración familiar:

“Dios de los cielos, sólo con tu ayuda podemos edificar cada día, familias sólidas. Invocamos tu nombre para pedir que nos guíes en cada paso de la vida, especialmente para educar a nuestros hijos. Acompáñanos en la tarea de sembrar en ellos principios y valores que les permitan enfrentar exitosamente la vida. Entregamos este día en tus manos. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Junto con mi cónyuge me daré a la tarea de controlar el tipo de consultas que hacen mis hijos en Internet. Lo haré con sabiduría, pidiendo la guía de Dios.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7201


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:







Los artículos más leídos

paz, Dios, descanso
Descanse en Dios en medio de la adversidad “Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi esperanza. Sólo él es mi roca y mi salvación; él es mi protector y no habré de caer. Dios es mi [...]
Los cristianos debemos afianzar las relaciones interpersonales
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
La búsqueda de Dios nos lleva a nuevos niveles de espiritualidad
Cinco pasos para una oración de poder Si usted le pregunta a cualquier persona, de la religión que sea, si sabe lo que es orar, le responderá que sí. Si avanza un poco más y le interroga [...]
Tenemos una enorme responsabilidad al predicar la Palabra de Dios
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar