Compromiso y perseverancia para construir familias sólidas

Hay que buscar salida a la crisis matrimonial

1. Base Bíblica: Salmos 139:23, 24

2. Meditación familiar:

Una joven pareja a la que tuve oportunidad de acompañar en su matrimonio algunos meses atrás, anunció su disposición de separarse. “Sencillamente no nos comprendemos”, explicaba Jair en el correo que me hizo llegar justificando la decisión. Y la pregunta que sin duda usted comparte conmigo: ¿Es esa una justificación válida para separarse?

Si queremos que los problemas se resuelvan, debe haber disposición de corazón. Tenga presente que es necesario cerrar el círculo de las ofensas al interior de la familia, aunque nos tome tiempo y esfuerzo, y ligado a ésto, ese proceso requiere compromiso y perseverancia.

Los conflictos familiares se pueden resolver. Demandan de parte nuestra, reconocimiento y arrepentimiento por el error cometido, y además, disponernos a arreglar las cosas con ayuda de Dios. Permítame insistirle que, no es en nuestras fuerzas, sino con ayuda del Señor.

El autor y conferencista, Gary Rosberg escribe:

“Se necesita valor para restaurar y reconstruir una relación, sin importar de qué lado de la ofensa te encuentres. Se necesita paciencia, tiempo, confianza y, en algunas ocasiones, hasta lágrimas, antes de llegar a un arreglo.” (Gary y Barbara Rosberg. “Matrimonios a prueba de divorcio”. Editorial Unilit. EE.UU. 2005. Pg. 102)

Es imperativo, como enseñan las Escrituras, que hagamos un alto en el camino y nos evaluemos interiormente con ayuda de nuestro Supremo hacedor: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” (Salmos 139:23, 24)

El propósito eterno de nuestro amado Dios es que haya entendimiento en el hogar. Los conflictos, las heridas emocionales, el dejarnos de hablar con el cónyuge o castigar a los hijos de una manera irrazonable, jamás han estado ni estarán en el plan de Dios.

Los pasos sólidos en esa dirección los damos cuando el amor sincero, que proviene de Dios, está sembrado en nuestro corazón y se irradia hacia el cónyuge, nuestros hijos y las personas de nuestro entorno. Los autores, Stephen y Alex Kendrick, lo explican en los siguientes términos:

“El verdadero significado de la vida está en amar a Dios y a los demás, sin importar quién eres o qué haces, lo importante es si vivirás una vida de amor o no. Y hay una gran diferencia entre ambos aspectos. El amor es el ingrediente más importante en toda relación significativa. Es fundamental para trascender, en nuestra vida y en la de otros.” (Stephen y Alex Kendrick. “El desafío del amor para cada día”. Grupo Editorial B&H. 2010. EE.UU.)

Sobre esa base podemos afirmar que el Señor desea ayudarnos en el proceso de resolver los conflictos. Recuerde que el primer lugar debe ocuparlo Él. Si lo hacemos, Él nos asegura la victoria y nuestra realización familiar será plena.

Hoy es el día para que haga el alto en el camino que tanto requiere. Evalúe en qué ha fallado. Identifique cuáles son los problemas recurrentes. Y dispóngase a resolverlos. Con ayuda de Dios podrá lograrlo, no le quepa la menor duda. Recuerde que los ingredientes para salvar el matrimonio son compromiso y perseverancia.

Si no ha recibido a Cristo en su corazón como su único y suficiente Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá.

3. Oración familiar:

“Amado Dios, reconocemos que si estás en medio nuestro podremos resolver los conflictos que se presentan en la relación familiar. Son inevitables. Danos la fortaleza para perdonar, si nos han causado daño miembros de nuestra familia, y también, para recibir su perdón en nuestra disposición de resolver conflictos. En tus manos sometemos las relaciones familiares. Amén”

4.- Una Meta familia para hoy:

Desde hoy y con ayuda de Dios, comprometo mis esfuerzos para dar lo mejor de mí a toda mi familia.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1502


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
Dios desea obrar milagros en su vida.
Reciba milagros conforme a su fe Los milagros ocurren en nuestro tiempo. Aun cuando haya quienes dudan, el poder sobrenatural de Dios sigue manifestándose. De hecho, Él dijo a través del [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Religioso o cristiano auténtico… ¿En dónde se ubica usted? Cuando el joven llegó a la madrugada, perdido en una somnolencia que Irma comprendió, era la consecuencia de pasar la noche consumiendo drogas, tocó [...]
No traiga a casa los problemas de la oficina 2.2.- Que al término del Grupo Familiar los concurrentes admitan lo perjudicial que resulta para la relación familiar desahogar las frustraciones laborales [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar