¿Cómo tratar con la rebeldía de los hijos?

El trato con los hijos debe ser equitativo, sin preferencias

1.- Lectura Bíblica : Proverbios 22:15; Lucas 15:11-16; Proverbios 13:24

2.- Meditación familiar:

Con preocupación un atribulado padre me escribió: “No se qué hacer con mi hijo; es rebelde y no quiere sujetarse a la autoridad”. Debí responderle con un principio que le invito a tener en cuenta: “Si su hijo es rebelde, no es el único ni será el último en la historia de la humanidad.”

La rebeldía está ligada a las etapas de crecimiento, si bien no en todos los casos, sí en su gran mayoría.

El rey Salomó abordó acertadamente el tema cuando escribió: "La necedad está ligada al corazón del niño; la vara de la disciplina la alejará de él.” (Proverbios 22:15. La Biblia de Las Américas)

Cuando estamos al frente de la familia nos inquietan las actitudes de rebeldía. El secreto radica en saber atender esas manifestaciones propias de adolescentes y jóvenes.

Un caso que arroja ilustraciones importantes, es la del hijo pródigo. Le invito a considerarlo hoy no desde la perspectiva del muchacho sino de acuerdo con la mirada del padre. El evangelista Lucas relata una parábola de Jesús:

“Para ilustrar mejor esa enseñanza, Jesús les contó la siguiente historia: «Un hombre tenía dos hijos. El hijo menor le dijo al padre: “Quiero la parte de mi herencia ahora, antes de que mueras”. Entonces el padre accedió a dividir sus bienes entre sus dos hijos. Pocos días después, el hijo menor empacó sus pertenencias y se mudó a una tierra distante, donde derrochó todo su dinero en una vida desenfrenada. Al mismo tiempo que se le acabó el dinero, hubo una gran hambruna en todo el país, y él comenzó a morirse de hambre. Convenció a un agricultor local de que lo contratara, y el hombre lo envió al campo para que diera de comer a sus cerdos. El joven llegó a tener tanta hambre que hasta las algarrobas con las que alimentaba a los cerdos le parecían buenas para comer, pero nadie le dio nada.” (Lucas 15:11-16. NTV)

Evalúe con detenimiento varios aspectos. El primero, que no todos los hijos son iguales, ni en su forma de pensar ni tampoco de actuar. El segundo, que la actitud de rebeldía les lleva a rechazar la sujeción a los padres y a la autoridad. El tercero, que reñir con ellos cuando asumen un comportamiento rebelde sólo agravará la situación, y en cuarto lugar, que a lo largo de esos períodos cada uno enfrenta las consecuencias y es, a partir de los errores, como muchos de ellos aprenden nuevas lecciones.

A los hijos se le marcan unas pautas, se les definen reglas para estar en casa, pero cuando se rebelan, es necesario entrar a dialogar antes de aplicar castigos. El diálogo puede ser mucho más eficaz que la disciplina ligada al autoritarismo.

La sicólogo colombiana, Lucía Náder, aconseja asumir una actitud particular de los padres en su relación con los chicos y chicas que están bajo su tutoría:

“Los padres no deben juzgar a sus hijos, compararlos, descalificarlos, hacer cosas que vayan en contra de su dignidad. En las familias multiproblemáticas el problema se vuelve una torre de Babel. Una queja, por sencilla que sea, se convierte en un problema más grande. No se angustie si siente que en su familia hay muchos conflictos, mejor preocúpese si no tiene conciencia de sus conflictos. Busque salir de ellos.” (Lucía Náder citada en el artículo: “¿Familia problema?”. Diario El País. 23/08/2015. Edición Impresa. Colombia. Pg. C-4)

Cuando se identifica rebeldía en los hijos, el primer paso es el diálogo; el segundo, clarificar con ellos qué es lo que no hacen bien, y en tercer lugar, aplicar correctivos.

El padre del hijo pródigo no era permisivo. Simplemente tenía delante un muchacho sumido en la rebeldía que quiso emprender la vida a su modo. Por supuesto, la experiencia le hizo reconocer su error.

Muchos padres coinciden en asegurar que tras una situación traumática, los hijos asumieron un cambio de actitud. Todo cambió porque, con base en los choques, entendieron su error.

Las Escrituras no desestiman la disciplina, pero también llaman a obrar con sabiduría: "El que escatima la vara odia a su hijo, mas el que lo ama lo disciplina con diligencia.” (Proverbios 13:24. La Biblia de Las Américas)

Disciplinar pero con equilibrio, he ahí el secreto. ¿Hijos rebeldes? Siempre los ha habido.

El asunto está— recuérdelo siempre— en saber afrontar el problema buscando soluciones con ayuda de Dios. La familia es fundamental, y una gran responsabilidad que nos asiste es procurar la unidad y el entendimiento.

Hoy es el día apropiado para revisar cómo ha sido hasta ahora la relación con los hijos, y en su condición de padre, qué cambios debe imprimir a su forma de actuar.

Si aún no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Prendidos de la mano de Dios emprendemos el maravilloso proceso de crecimiento personal, espiritual y familiar que tanto hemos anhelado.

3.- Oración familiar:

“Mi amado Dios, cuando gobiernas en la familia, los problemas se resuelven. Estamos convencidos que en nuestras fuerzas no podremos resolver las dificultades que salen al paso, pero que sí encontraremos salidas cuando buscamos tu orientación sabia. Concédenos ser cada día una familia sujeta a tus principios, y hacer de la oración, un principio de vida. En tus manos quedamos. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Le pediré a Dios que me conceda la sabiduría necesaria para saber tratar con la rebeldía de mis hijos.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7164


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

Jesucristo venció en la cruz y nos dio la victoria Cuando nuestro amado Salvador Jesucristo murió en la cruz, muchos pensaron que quizá todo había terminado. ¡Tremendo error! En la cruz Él obtuvo la [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]
felicidad, poder, libertad, pecado
Libres de pecado, ¿Por qué volver de nuevo a la esclavitud? Cuando miramos la obra de la cruz, debemos meditar en un hecho significativo: Jesús nos hizo libres de nuestros pecados. Por su sangre preciosa, vertida en el [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar