¿Cómo funcionan las Células Familiares? 

(Lección 6)

Reviste de singular importancia que todos participen de la Célula Familiar

Con demasiada frecuencia se polemiza respecto a la cantidad de componentes de la Célula Familiares o Grupo de Estudio Bíblico.

Hay quienes argumentan que después de doce integrantes es necesario abrir otra célula; otros señalan que se debe hacer cuando son quince los concurrentes y, un reducido número de denominaciones abren el espacio hasta para veinte asistentes.

Pese a todos los planteamientos que se hacen en torno al tema, cabe anotar que la membresía puede llegar hasta el volumen que el líder, de manera responsable, pueda manejar.

El sistema de trabajo que asumo comprende entre 15 y 20 personas por Célula pero es probable que haya quienes estimen que después de diez o doce es necesario pensar en la apertura de otro grupo. Tal posición es respetable a todas luces.

Crecimiento de la Célula

El crecimiento de la Célula o Grupo de Estudio Bíblico inicialmente se fundamenta en la oración. En las Escrituras leemos: “Porque los ojos del Señor están sobre los justos y sus oídos atentos a sus oraciones” (1 Pedro 3:12). Sobre esta base, orar constituye el primer y principal paso.

El segundo elemento importante que sugiero consiste en la elaboración de una lista de amigos, vecinos o familiares que no conocen a Cristo y a quienes vamos a presentarles el evangelio en la Célula Familiar o Grupo de Estudio Bíblico.

Generalmente oramos cada día por ellos durante una o dos semanas e inmediatamente les invitamos a participar de las reuniones. Para el tiempo en el que lo hacemos, Dios abre las puertas con una facilidad extraordinaria.

Hay quienes se inclinan por la realización de eventos especiales como “El día del amigo” con el propósito de atraer simpatizantes, o tal vez un cine-foro en el que, tras apreciar una película se abre el espacio para presentar inquietudes o aportaciones.

Estas y otras propuestas de trabajo encaminadas al crecimiento de la Célula son válidas. En todos los casos y en procura de la dirección divina recomiendo que se haga oración con antelación.

¿Cuánto tiempo transcurre antes que una Célula crezca?

Es algo relativo. Algunos crecen con asombrosa rapidez mientras que hay casos en los que transcurre un año o tal vez más antes de que experimenten crecimiento.

Es necesario perseverar en oración, no desanimarse y tener conciencia clara de que estamos haciendo las cosas para la honra y gloria de Dios y no para construir nuestro propio reino.

Muchos líderes renuncian justo cuando estaban a las puertas de ver el arribo de personas nuevas, que era sin duda su mayor anhelo.

¿En qué consisten los grupos afines?

Es frecuente que al iniciar una Célula Familiar o Grupo de Estudio Bíblico, el mayor número de asistentes esté compuesto por mujeres o que aparezcan mayormente mujeres y no hombres. En tales casos quienes constituyen la minoría suelen sentirse incómodos.

Para superar este inconveniente es aconsejable que se programen reuniones para grupos bien sea femeninos o masculinos y no mixtos. También se incluyen aquí los grupos que se establecen dirigidos específicamente a jóvenes.

La experiencia es satisfactoria porque permite profundizar las relaciones, compartir momentos agradables y de edificación espiritual, referir las maneras como Dios ha provisto soluciones a los problemas, servir como comunidad terapéutica y ayudar en períodos de crisis.

Es necesario persistir

Persista, no desista. No olvide que en tanto los templos actuales son edificios grandes donde se edifican rediles con relaciones muy impersonales en los cuales es complejo realizar un seguimiento pastoral a la membresía, la iglesia neo testamentaria se caracterizaba por reunirse en las casas y en grupos pequeños.

Las mega-iglesias conciben la oración como una opción personal, mientras que en las Células o Grupos de Estudio Bíblico se enfatiza en la vida devocional diaria, se ministra de manera personalizada, el discipulado es más eficaz y se desarrolla entre los concurrentes el carácter de servicio cristiano.

Un esquema sencillo para reunión de Célula Familiar

Cuando me preguntan cuánto tiempo es aconsejable que dure una reunión de Célula o Grupo de Estudio Bíblico, inmediatamente respondo que entre una hora y hora y media, dependiendo de las circunstancias, del número de concurrentes y por supuesto, del tema que se vaya a exponer.

La distribución tentativa de cada espacio de la reunión puede distribuirse de la siguiente manera:

1.- Oración de Bienvenida. 5 minutos

2.- Alabanza y Adoración (generalmente se interpretan tres o cuatro coros. También se aconseja la distribución previa de copias de los mismos) 15 minutos

3.- Oración por las necesidades de los asistentes. 5 minutos

4.- Anuncios y actividades pendientes 5 minutos

5.- Preguntas sobre cómo se aplicaron durante la semana los aspectos de la enseñanza que se recibió en la Célula. 5 minutos

6.- Exposición de la Palabra de Dios 30 minutos

7.- Preguntas respecto a qué les quedó claro de la enseñanza o qué puntos fueron confusos para explicarlos con más detalle. 5 minutos

8.- Ofrendas y oración final 5 minutos

Aquí cabe anotar dos elementos de suma importancia. El primero, que no debemos sujetarnos a una camisa de fuerza en cuanto al tiempo porque en algunos casos la reunión puede tomarse una hora, tal vez hora y quince minutos o posiblemente hora y media.

El segundo es que la esencia de la Célula Familiar o Grupo de Estudio Bíblico se dirige a que las enseñanzas que se reciban se tornen prácticas, es decir, que los concurrentes las apliquen a su cotidianidad.

Para lograrlo se abren dos espacios durante cada reunión: el primero antes del mensaje para conocer en qué puntos prácticos compartidos en la semana anterior avanzaron quienes asisten a la Célula Familiar, y al final del mensaje para despejar interrogantes o inquietudes.

Nueve recomendaciones eficaces

1.- Procure que las sillas se organicen en círculo de tal manera que se establezca un ambiente familiar durante la reunión.

2.- Es aconsejable que los creyentes se mezclen, en el grupo, con quienes por primera o tal vez segunda ocasión asisten a la reunión. Además de crear condiciones de informalidad, lleva a que los simpatizantes no se sientan excluidos.

3.- Asegúrese de que todas las personas tengan a mano una Biblia y el folleto en el que se incluyan los coros e himnos a interpretar.

4.- El líder debe manifestarse amigable, interesado en cada uno de los asistentes, no fruncir el ceño o hacer gestos cuando intervenga una persona nueva.

5.- Si el líder formula preguntas, es imprescindible que escuche con atención las respuestas y no interrumpa a su interlocutor.

6.- Las reuniones deben comenzar y terminar a tiempo con el ánimo de generar responsabilidad entre los concurrentes.

7.- Es importante crear en todos el hábito del saludo y la despedida amable.

8.- En lo posible se recomendará a los asistentes que no se retiren de la reunión hasta tanto termine.

9.- Es aconsejable que llamemos a todas las personas por su nombre.

El liderazgo en el trabajo celular no radica en imponer sino en saber dirigir y hacia este propósito se orienta la organización que se pretende dar a cada reunión. Improvisar no conduce a nada. Organizar, por el contrario, arroja buenos resultados.

Cuestionario para Lección Seis

1.- Cuando hablamos de Célula lo más indicado que tengamos como máximo:

a.- Doce personas como los discípulos de Jesucristo.

b.- Pueden ir desde seis hasta veinte personas.

c.- Con diez personas es suficiente.

d.- Hasta el número que pueda manejar el líder.

2.- El crecimiento de la Célula se fundamenta en:

a.- El carisma del líder de Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

b.- En la oración y buscar siempre dar lo mejor como líder.

c.- En invitar siempre nuevas personas previa oración a Dios para que tengan una mente abierta al mensaje del evangelio.

d.- Las respuestas b y c son correctas

3.- ¿Cuánto tiempo transcurre antes que crezca una Célula o Grupo de Estudio Bíblico?

a.- Se trata de un período relativo: algunos pueden tomar dos meses, tal vez seis o un año.

b.- Si no ha crecido en seis meses, debe cerrarse la Célula o Grupo de Estudio Bíblico.

c.- Es necesario perseverar en oración, no desanimarse y tener conciencia de que la obra es de Dios.

d.- Las respuestas a y c son correctas

e.- Ninguna de las anteriores

4.- Cuando hablamos del esquema de una reunión nos referimos a un tiempo aproximado de:

a.- Sesenta minutos

b.- Entre sesenta y noventa minutos

c.- Todo el tiempo que sea necesario

d.- Entre más breve la reunión, mejor

5.- En la reunión de la Célula o Grupo de Estudio Bíblico se puede abrir espacio para:

a.- Compartir testimonios

b.- Preguntar cómo le fue en la semana anterior con la aplicación práctica del mensaje cristiano

c.- La exposición de la Palabra de Dios y los anuncios

d.- Lo más aconsejable es que se predique la Palabra de Dios únicamente

e.- Las tres primeras son verdaderas

6.- Entre las recomendaciones para el funcionamiento de una Célula o Grupo de Estudio Bíblico se cuentan:

a.- Organizar sillas en círculo, una alabanza bien avivada ojalá con batería y armónica y mucha Palabra de Dios.

b.- Simplemente organizar las sillas en círculo para que no parezca una iglesia

c.- Organizar las sillas en círculo, mezclar a los creyentes entre nuevos y ya conocedores de la Palabra, que todos tengan a mano la Biblia, crear hábitos de saludo.

d.- Todas las anteriores

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=8422


Publicado en: Escuela Bíblica Ministerial

Etiquetas:








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
¿Qué precio demanda seguir a Jesús el Señor? Infinidad de personas en todo el mundo desean seguir al Señor Jesús. Sin duda, una aspiración bastante válida e importante. Pero, ¿están esas personas [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar