Asumir la tarea de construir el amor conyugal día a día

La relación conyugal se edifica día a día con mucho amor

1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:2, 8

2.- Meditación familiar :

Si hay un error común es pensar que el mayor trabajo como pareja, concluye el día que contraemos matrimonio. Para muchos es la finalización de una carrera. Luego vienen los hijos y ambos consideran que estarán juntos para siempre. Pero, ¿es realmente así? Sin duda que no, porque si bien somos el uno para el otro, una sola carne (Cp. Marcos 10:8), no podemos decir: “Soy el dueño de mi cónyuge”.

En lo que debemos pensar siempre es que el amor se construye día a día. Es cierto, se trata de un sentimiento, pero debe ser alimentado en cada instante. Sobra recordar el ejemplo universalmente conocido en torno a que el amor es como una plantita que se debe regar con ternura para que no se reseque.

El apóstol Pablo fue contundente al enseñar: "El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.” (1 Corintios 13:8)

Es evidente, en esas breves líneas, que todo puede morir pero si hay algo que puede perdurar, es el amor. Aplica a nuestro prójimo, pero principalmente al menos en el caso que nos ocupa, a la relación conyugal.

También en esa primera carta a los creyentes de Corinto, Pablo escribió: "Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy.” (1 Corintios 13:2)

Recuerde siempre que la tarea no termina cuando vamos al altar; por el contrario, allí es donde verdaderamente comienza la labor más ardua. Si no alimentamos el amor viene el enfriamiento y la inseguridad que lleva a preguntarnos, con respecto al esposo o esposa: “¿Me quiere o no me quiere?"

Cabe aquí citar al especialista, Arthur Aron, investigador del Laboratorio de Relaciones Interpersonales de la Universidad Stony Brook, en Nueva York, quien asegura:

“Aunque es inevitable que un matrimonio tenga momentos buenos y malos, cuando son la constante de la relación se convierten en un problema, sobre todo cuando son impredecibles. Si alguien sabe que su pareja no lo va a apoyar en ciertas cosas, se acostumbra. Pero cuando un día sí lo hace y otro no, se vuelve una situación muy difícil de manejar” (Agencia EFE. 31/10/15. Edición digital)

La única forma de asegurar la estabilidad en la relación es que se haya fortalecido el amor. Es una construcción permanente en la que se deben conjugar la disposición de corazón y la perseverancia.

Este día es apropiado para que evalúe hasta qué punto usted ha aportado para edificar una relación amorosa con su cónyuge. Si descubre que no es así, y reconoce que no ha hecho un esfuerzo mayor, es tiempo de imprimir cambios y de regar la semillita del amor cada instante.

Es un esfuerzo en el que no estamos solos; Dios nos acompaña. Él nos guía y nos muestra el camino que debemos seguir.

No podría terminar la reflexión de hoy sin antes invitarle para que reciba a Jesús como el Señor y Salvador de su vida. Puedo asegurarle que es la mejor decisión que jamás podrá tomar porque prendidos de la mano del amado Maestro, avanzamos en el proceso de crecimiento personal y espiritual que siempre hemos anhelado. Decídase hoy por Jesucristo.

3.- Oración familiar:

"Mi amado Dios y Señor, gracias por este nuevo día que nos regalas. Queremos darte gracias como familia porque cuando vienen los problemas, siempre estás ahí muy cerca para ayudarnos. Sometemos nuestra existencia en tus manos, te pedimos sabiduría para corregir nuestros errores y perseverancia, para prodigarnos amor mutuo al interior de la familia. Amén"

4.- Una Meta familiar para hoy:

Revisaré con ayuda de Dios cómo anda mi relación conyugal, y en caso que identifique que me falta fortalecer el amor, haré mi mejor esfuerzo desde hoy.

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=7720


Publicado en: Altar Familiar

Etiquetas: | | |








Los artículos más leídos

Sometiendo a Dios las crisis familiares Lucía y Roberto han tenido dificultades familiares últimamente. Lo grave del asunto es que, después de diálogos que terminan en verdaderas batallas [...]
Decidí declararme en bancarrota porque no tengo un solo peso “La situación financiera a nivel personal está por el suelo. Cometí  errores financieros que me llevaron a la quiebra. Perdí el negocio, hace un mes [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
transformación
La sangre de Cristo trae cambios a su vida personal y familiar “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar