Acérquese más y más a Dios en oración

Es importante preguntarnos: ¿Cómo anda nuestra vida de oración?

1. Lectura Bíblica: Mateo 6:7, 8; Lucas 6:12, 13

2. Versículos para memorizar:

“Y orando, no uséis de vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería, serán oídos. No os hagáis, pues, semejante a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros se lo pidáis.” (Mateo 6:7, 8).

3. Reflexión en la Palabra de Dios:

Con frecuencia olvidamos que en el ámbito espiritual tenemos a disposición tres fundamentos para la victoria: la oración, el estudio sistemático de la Biblia y la fidelidad en seguir al Señor Jesús. Ahora sin nos enfocamos específicamente en el tema de la oración, ¿Cuál es en sus propias palabras el significado de orar? ¿Qué significa para usted y para su vida la oración?

Es probable que tenga las ideas preconcebidas que nos forjaron desde la iglesia tradicional a la que asistía, en la cual orar era una concatenación de frases, muchas veces sin mayor trascendencia para nosotros, conocidas como oraciones, novenas y letanías.

Al respecto el Señor Jesús fue muy claro en señalar: “Y orando, no uséis de vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería, serán oídos. No os hagáis, pues, semejante a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros se lo pidáis.” (Mateo 6:7, 8).

El autor cristiano, Watchman Nee, al abordar el asunto de por qué nuestras oraciones carecen de trascendencia, escribió:

“La oración verdadera hará que nos mezclemos completamente con Dios y lleguemos a ser personas con dos elementos constitutivos: Dios unido al hombre. De manera que cuando oramos, Dios ora a través nuestro, y nosotros oramos conforme a Su voluntad. Cuando Él ora desde nuestro interior, expresamos las oraciones adecuadamente. Él y nosotros somos uno, tanto interior como exteriormente, y oramos al mismo tiempo. En ese momento Dios y nosotros no podemos estar separados. Esto cumple el propósito de Dios y es la verdadera oración que aprendemos en la Biblia.” (Citado en el libro: “Un hombre de oración. LSM editores. 2001. EE.UU. Pg. 15)

El primer paso entonces es determinar qué es oración para nosotros y si de verdad, esa oración íntima con Dios, en la que nos adentramos en Su Presencia. He aquí una descripción sencilla: “La oración es un diálogo con nuestro amado Dios bajo la certeza de que Él nos escucha”.

Formúlese una pregunta: ¿Realmente deseo seguir los pasos del Señor Jesús? Sin duda que sí. Una de sus motivaciones para la victoria diaria es la oración, como lo fue en el tránsito terrenal de nuestro amado Salvador. ¿Lo sabía? Es lo que aprendemos en las Escrituras: “En aquellos días se fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos, a los cuales llamó también apóstoles...” (Lucas 6:12, 13)

El texto nos enseña tres aspectos importantes:

  1. La oración formaba parte fundamental de las acciones diarias del Señor Jesús.
  2. Pasaba largas horas delante de Dios el Padre en oración.
  3. No tomaba ninguna determinación—como aquella de escoger a sus discípulos—sin antes orar.
Hasta tanto pasemos tiempo con el Señor, no avanzaremos en nuestra vida espiritual. Orar es la entrada a esa intimidad con nuestro amado Hacedor.

De Ress Hwells, el famoso intercesor, cuenta su biógrafo:

“Recuerdo a un joven que le preguntó a Ress Howells: — “¿Cómo puede conocer usted la voz de Dios?”. Él le respondió: “¿Conoce usted la voz de su madre?”. “Sí, por supuesto”, respondió el joven. “Bien, es exactamente como yo puedo conocer su voz; quien pasa tiempo cono Él, sabe identificar cuando habla.”. (Norman Grubb. “Ress Howells, el Intercesor”. 2009. CLC, editores. EE.UU. Pg. 7)

Cada día estamos llamados a crecer en todas las áreas de nuestra vida. Podemos lograrlo si Cristo Jesús mora en nuestro corazón. Si todavía no le hemos abierto las puertas de nuestra vida al Salvador, hoy es el día para que lo haga. Le aseguro que no se arrepentirá.

4. Preguntas para el crecimiento personal y espiritual:

a.- Vale la pena preguntarnos, ¿qué significa para mí la oración?

b.- Cuando oro, ¿entro en intimidad con Dios realmente?

c.- ¿Qué significa para mi vida la enseñanza del Señor Jesús respecto a la oración contenida en Mateo 6:7, 8?

d.- ¿Qué aprendemos del Señor Jesús en cuanto a la vida de oración (Lucas 6:12, 13)?

e.- ¿Explique con sus propias palabras qué son los Principios de Victoria?

f.- ¿Podría decir cuáles son los tres Principios de Victoria?

Escrito por: Fernando Alexis Jiménez

Artículo Original: http://www.mensajerodelapalabra.com/site/?p=1192


Publicado en: Devocionales Diarios

Etiquetas: | | |




Inscríbase y reciba información semanal sobre novedades de nuestro Portal:

Agrega también a tus familiares y amigo para que reciban la palabra.







Los artículos más leídos

Descubra el peligro de las películas de terror “He venido escuchando últimamente que ver películas de terror es peligroso. Y me inquieta porque tengo dos hijos adolescentes a los que les gustan [...]
El Sermón Temático ¿Cómo se elabora? (Lección 7) Llegamos al tercer sistema de exposición de la Palabra de Dios: el Sermón Temático. Como su nombre lo indica, este género de predicación gira en torno a [...]
El cristiano y las relaciones interpersonales (Lección 6 – NiveL 2) ¿Por qué dedicarle una Lección específicamente dirigida a abordar el tema de las relaciones interpersonales? Si te has formulado esta pregunta, la [...]
felicidad,
Un encuentro con Dios que produce transformación Cuando tenemos un encuentro con Dios, nuestra vida experimenta transformación. Los hombres y mujeres descritos en la Biblia, que tuvieron un encuentro con el [...]
Rompiendo ataduras espirituales para alcanzar sanidad interior Dios nos creó para que disfrutáramos una vida plena. Una existencia llena de dolor, angustia, desesperanza, sensación permanente de culpa no estaba en su [...]


Léanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en guerraespiritual.orgLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com
clic para cerrar